Colombia impone su mirada



La presencia de “La sirga”, del colombiano William Vega, estrenada ayer en Cannes, y de “La playa”, de su compatriota Juan Andrés Arango, en el certamen oficial, revela que Colombia “es una fuerza emergente en el panorama del cine mundial”, declaró el productor francés Thierry Lenouvel. “La sirga” es la historia de Alicia, una joven que trata de reconstruir su destino tras haber perdido a sus padres a causa de la violencia política. Alicia, encarnada por la actriz caleña Joghis Arias, de 23 años, vive y trabaja en la remodelación de “La sirga”, un vetusto hostal situado a orillas de la hermosa laguna La Cocha, en medio del brumoso e imponente paisaje de Colombia. El miedo de Alicia y su desconcierto, su espera, están omnipresentes en todo el filme. Alicia es sonámbula, se levanta de noche y entierra las velas encendidas a orillas de la laguna. Durante el día trabaja pintando y arreglando el caserón. No hay disparos ni sangre en “La sirga”, pero la endémica violencia que afecta a Colombia desde hace varias décadas aparece con la primera imagen: un cadáver empalado que se parece al espantapájaros instalado en la laguna para espantar a las águilas que se comen a las truchas, como explica el viejo pescador Óscar (Julio César Roble), tío de Alicia.


Comentarios


Colombia impone su mirada