Comenzó la construcción de las piletas de efluentes de Regina



Foto: Néstor Salas.

Foto: Néstor Salas.

Con tareas de desmalezamiento y los primeros movimientos de suelo, la empresa Urban inició los trabajos para la construcción de las piletas de tratamientos de efluentes en Villa Regina, obra que se prevé estará terminada dentro de 14 meses.

Tras el conflicto que se generó entre el DPA y los propietarios de las tierras donde se ubicarán las piletas de tratamiento, hace pocos días la empresa Urban a cargo de la ejecución dio comienzo a las obras que tiene varios frentes. Parte de los trabajos se realizan en el Parque Industrial donde se instalarán las plantas elevadoras de líquidos que impulsarán los efluentes hacia las piletas situadas sobre la meseta al norte de la ciudad.

Foto: Néstor Salas.

La ejecución del proyecto estuvo demorada por más de un año, porque si bien fue anunciada en 2017, la obra licitada en 2018, recién durante este segundo semestre se pudo avanzar en la resolución del conflicto por la expropiación del predio en el que estarán las piletas de tratamiento de los efluentes.

Los beneficios


El delegado del Departamento Provincial de Aguas (DPA) en el Alto Valle, Gabriel Sorá, encabezó una recorrida por la primera etapa en ejecución de los trabajos, para detallar aspectos de la obra que fue planificada para dar una solución al tratamiento de los líquidos cloacales de Villa Regina.

La obra se enmarca dentro del plan denominado Vuelco Cero, con el que se busca evitar los vertidos al río Negro y a su vez el aprovechamiento de estos para programas forestales y productivos.

Foto: Néstor Salas.

El técnico del DPA destacó que los trabajos permitirán erradicar las actuales piletas de tratamiento de Villa Regina, ubicadas en el Parque Industrial. También esperan ampliar la capacidad de prestación del servicio sanitario a barrios donde actualmente no llega la red de cloacas. Todo proyectado para los próximos 20 años.

“Hoy Regina cuenta con una planta que se ejecutó en la década del 70 que quedó chica en su tamaño y no funciona de manera eficiente. Con la nueva planta se evitará ese aporte que hace a la degradación de la calidad del agua que se vuelca al arroyo Salado y posteriormente al río Negro”,

comentó Sorá.

Dentro de los 14 meses previstos para la obra, se abocarán a la construcción de las lagunas, dos plantas de impulsión y los proyectos para modificar los colectores que trasladarán los líquidos desde la planta urbana hacia las estaciones de elevación


Comentarios


Comenzó la construcción de las piletas de efluentes de Regina