Cómo desembarcar con éxito en Vaca Muerta

Una empresa local presta el servicio de facilitadores para las compañías nacionales y extranjeras que quieren sumarse a los no convecionales. Consiguen desde terrenos para bases, viviendas para el personal e incluso realizan trámites legales y contables





El flujo de inversiones atrae a empresas de los más diversos rubros, no sólo petroleras.

El flujo de inversiones atrae a empresas de los más diversos rubros, no sólo petroleras.

No es ninguna novedad que Vaca Muerta es un enorme imán de atracción para empresas, tanto nacionales como internacionales, que no se quieren quedar fuera del negocio. En tiempos de recesión es uno de los pocos sectores de del país que recibe inversiones genuinas, incluso con un grado de desarrollo que apenas llega al 5% de su potencial.

Sin embargo, llegar y lograr grandes ganancias en poco tiempo es una idea equivocada si no se conocen el terreno y la lógica de una actividad que históricamente ha sido muy fluctuante. Organización & Negocios es una empresa que desde hace poco más de un año se encarga de facilitar la inserción de inversores en el medio local.

“Hacemos de todo un poco, desde conseguir una vivienda para el gerente, buscar un lugar para la base operativa hasta realizar los trámites legales y contables necesarios para que la empresa se pueda instalar”, explica Marita Rabert, directora de O&N. “La idea es que el que venga se asocie o se complemente con una empresa local”, comentó.

Rabert participó de la quinta misión empresarial a la OTC de Houston que todos los años organiza el Centro Pyme de Neuquén. “Ese viaje y el reciente precoloquio de IDEA fueron fundamentales para establecer contactos, se dispararon las consultas. Vaca Muerta genera mucha expectativa no solo en Argentina sino en todo el mundo”, aseguró.

Contó que las internacionales están más próximas establecer acuerdos y que “hay 3 ó 4 que están por llegar”. Aunque no dio nombres ya que hay acuerdos de confidencialidad, anticipó que una de ellas es líder mundial en el tratamiento del agua usada en las fracturas. “Las empresas nacionales tardan un poco más en decidirse porque encuentran todo más caro que en otras provincias”, dijo.

En números

70%
de las consultas que recibe la firma se vinculan a la industria hidrocarburífera.
1 año
lleva en funcionamiento la compañía dedicada a la búsqueda de soluciones y asesoramiento.

“Siempre les recomiendo a mis clientes que se asienten en la zona, que no hagan solo negocios por teléfono porque si bien en un principio puede ser más barato, a la larga van a tener un desarrollo sostenido en el tiempo porque la proximidad con el cliente es fundamental”, señaló.

El lugar más buscado para establecer una base es Añelo, aunque el gran problema que tiene la ciudad son la tierra y los servicios. “El Parque Industrial no tiene electricidad y cuesta conseguir terrenos con escritura, algo que es difícil de entender para empresas internacionales”, se lamentó.

Rabert dijo que las empresas terminan pagando más pero finalmente optan por el Parque Industrial de Neuquén porque tienen acceso a servicios fundamentales y aseguró que “se está haciendo un circuito interesante entre Centenario y Cinco Saltos”. También anticipó que San Patricio del Chañar se convertirá en poco tiempo “en un lugar estratégico para las empresas de servicio” por cercanía y porque hay tierras que dejaron de producir para la fruticultura.

Otras oportunidades para los inversores

“Soy psicóloga social pero siempre me dediqué al área empresarial”, dice Marita Rabert, cipoleña que junto a dos socios dirige desde principios de 2018 Organización & Negocios, una unidad de negocios del Grupo Busin y el Grupo Metthews dedicada a facilitar inversiones en la zona.

Trabajó en relación de dependencia, tuvo una empresa de insumos médicos que no prosperó, asesoró a un grupo inmobiliario y volvió a insistir con su propia empresa. “Tuve que empezar de cero, fue muy difícil, pero sigo eligiendo esto. Esa experiencia frustrada me hizo ser la empresaria que soy hoy”, aseguró.

Para la firma, la cercanía de las empresas con los clientes es fundamental y por eso les aconsejan abrir una sede en Neuquén.

“De cada diez consultas que recibimos, siete están vinculadas a la actividad hidrocarburífera. Incluso varias empresas que muestran interés en radicarse en la zona no tienen nada que ver con el petróleo pero quieren venir tentadas por el movimiento económico que genera”, contó.

Uno de los objetivos es que “aquellos que vienen de otros lugares y se benefician con esta actividad también dejen algo en la zona, contraten mano de obra local, establezcan una base, tributen en la provincia”.

Rabert aseguró que hoy la zona tiene un déficit de 10.000 plazas y consideró que un gran desafío será dotar a Añelo no sólo de viviendas sino “transformar al pueblo en una ciudad que ofrezca atractivos para la familia” de los trabajadores. “Sobre todo tendrá que contar con servicios de salud y educación en cantidad y calidad para que la gente se arraigue ”, finalizó.


Comentarios


Cómo desembarcar con éxito en Vaca Muerta