Cómo es el test rápido que encuentra el virus en una hora y cuarto

El kit que inventaron científicos argentinos ya se fabrica. Luciana Larocca, una de las investigadoras, que tiene un vínculo cercano con Bariloche, habló con RÍO NEGRO y contó cómo funciona.





Un equipo de investigadores del Conicet desarrolló el Neokit. Foto: Télam

Un equipo de investigadores del Conicet desarrolló el Neokit. Foto: Télam

Luciana Larocca conforma el equipo de cuatro investigadores del Conicet desarrolladores del test de detección rápido de coronavirus que permite determinar si una persona está infectada en apenas una hora y cuarto.

Ya veníamos trabajando en una plataforma para tests diagnósticos rápidos para Chagas, recién nacidos, sífilis, tuberculosis. En enero estábamos a punto de validar uno para el dengue, que tiene una particularidad: el virus es muy parecido al que produce coronavirus. Empezó a hablarse de esta pandemia y dimos el volantazo”, reconoció Larocca a RÍO NEGRO.

Esta investigadora del Conicet visita Bariloche dos veces al año ya que su familia política vive en la ciudad.

Relató que el test, además de ser más rápido, es más económico (estiman un 30 y 40% más que el método de referencia) y requiere de un equipamiento menos sofisticado.

Emplea la técnica de amplificación molecular isotérmica, lo que reduce la posibilidad de falsos negativos o falsos positivos. De modo que cuenta con la misma sensibilidad que el PCR Real Time –con la diferencia de que éste permite obtener resultados entre 8 y 12 horas–.

Luciana Larocca integra el equipo de investigadores que desarrolló el Neokit.

“La prueba PCR requiere de personal altamente capacitado para hacerlo. Esto facilita esa parte. Es simple de manipular, te independizás de los equipos costosos y tiene la misma sensibilidad: no vas a detectar otra cosa que no sea covid”, contó Larocca.

El kit puede tener un uso ambulatorio y emplearse, por ejemplo, en controles de tránsito. Larocca puso como ejemplo, un aeropuerto donde podría montarse un camión con las medidas de bioseguridad necesarias.

Aclaró que, de todos modos, la muestra es patogénica y por lo tanto, su manipulación requiere extremo cuidado. “Una vez que inactivás el virus, se puede hacer en cualquier lado pero hay que tener las medidas de bioseguridad establecidas por la Organización Mundial de la Salud”, señaló.

La convocatoria

Ya en el mes de marzo, el Ministerio de Salud de la Nación y el Conicet lanzaron una convocatoria invitando a diferentes grupos que realizaban desarrollos de diagnósticos focalizándose en coronavirus.

“Nos presentamos cuatro grupos. Ellos nos aseguraban las muestras y nos daban dinero para el desarrollo. En dos meses ya pudimos registrar el test ante la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat)”, acotó Larocca.

Con este kit te independizás de los equipos costosos y tiene la misma sensibilidad: no vas a detectar otra cosa que no sea covid"

Luciana Larocca, investigadora.

El desarrollo del dispositivo fue récord ya que tomó menos de dos meses. La investigadora definió que “el trabajo fue acelerado. No es común que validen algo tan rápido pero en este contexto, todos trabajamos para que las cosas sucedan rápido”.

Cada kit cuenta con 100 “determinaciones” (tests). Larocca explicó que el gobierno nacional financió las primeras 10.000 determinaciones que seguramente serán distribuidas en el sector público.

“A la vez, se formó una empresa de base tecnológica que es una asociación público privado entre Conicet y el laboratorio argentino Pablo Cassará que nos asegura la financiación para la producción a escala. La idea es tener semanalmente 100.000 determinaciones”, expresó.


El equipo de investigadores está integrado por Larocca, Adrián Vojnov, Carolina Carrillo y Santiago Werbajh.


Positivo o negativo, según el color que tome a 60 grados

El uso del kit es simple. Un profesional toma al paciente una muestra respiratoria a través de un hisopado nasofaríngeo, bucofaríngeo, esputo y saliva. De inmediato, la coloca en un tubo de reacción con una solución que se pone a calentar durante una hora a más de 60 grados.

Los especialistas aclaran que el color original es violeta. Si al cabo de la hora, el color sigue siendo violeta o lila, no se detectó el virus. Pero si, en cambio, se pone azul o celeste, el resultado es positivo y la persona está infectada.


Comentarios


Cómo es el test rápido que encuentra el virus en una hora y cuarto