Con un crédito de la provincia les pagarían a los obreros de Río Salado

La pesquera les debe 4 quincenas. El monto sería de 4 millones y buscan que la empresa vuelva a producir.



#

Los trabajadores se reunieron varias veces con el intendente Ojeda.(Foto: Gentileza )

Mediante un crédito de alrededor de $4.000.000 que la Provincia le entregará a la empresa pesquera, los 133 obreros de Río Salado percibirían sus 4 quincenas adeudadas. Además se aguarda que la firma comience a producir nuevamente, ya que ese monto incluiría un aporte destinado a reactivar la planta.

La entrega del crédito aún no está confirmada. Será evaluada en las próximas horas, porque se pretende poner en prenda el edificio de la pesquera, para garantizar el recupero en el caso de que la firma incumpla el compromiso de pago. Para la devolución del dinero, una vez recibido, tendrían 6 meses de gracia, y luego entregas con un interés del 12% anual.

Las autoridades aseguran que, de concretarse la entrega, el grueso de la suma iría directamente a las cuentas de los trabajadores, y el empresario sólo recibiría el porcentaje que pidió para pagar servicios y hacer frente a otras obligaciones que le garanticen la reactivación de la fábrica.

La novedad fue informada ayer poco antes de las 19 en esta ciudad, por el intendente Luís Ojeda, los legisladores del circuito Javier Iud (FPV), Adrián Casadei (JSRN) y el titular del Sindicato de Industrias de la Alimentación (Stía) Juan Ortiz.

Convocaron a los trabajadores y a los medios de prensa, que se reunieron en el salón de actos municipal. La noticia generó excepticismo en los empleados pesqueros, que desconfían de la continuidad productiva de la firma, que ya incumplió varios de los compromisos asumidos.

Además los obreros cuestionaron, por caso, la necesidad de re incorporar a 16 de sus compañeros de la carga y descarga, cuya situación no quedaría demasiado clara en el documento suscripto con el empresario.

La reunión en la que se plasmó el acuerdo con Río Salado se llevó a cabo en Viedma en las primeras horas de la tarde. El titular de la pesquera se comprometió a pagar lo adeudado (mediante el respaldo financiero que se le facilitaría), reincorporar a 54 trabajadores despedidos, abonar las liquidaciones de todos los que habían finalizado sus contratos antes de que se originara el conflicto y lograr la relocalización de un grupo de trabajadores que se desempeñaban en el sector de envasado.

La empresa demandó, por su parte, que se disminuyera el ausentismo, mientras que el gremio reclamó que se controlara que todo el pescado extraído se procesara en la planta.

Hoy comenzaría a estudiarse el título de propiedad de la fábrica. Si está apto para ser objeto de una prenda, se procedería a gestionar el crédito.

Cabe recordar que el conflicto con la empresa se desarrolla desde hace tiempo. La firma estuvo ausente en la última audiencia que se realizó en la secretaría de trabajo, en el marco de la conciliación obligatoria que se había dictado. El encuentro anterior se había efectuado el 7 de mayo, y la empresa se había comprometido a pagar el día 11 de ese mes los salarios caídos. Debido a esto, los trabajadores retomaron el 9 de mayo las actividades que se habían interrumpido por una retención de servicios.

Pero luego la planta se paralizó por decisión de los empresarios, que no cumplieron con los depósitos ni dieron explicaciones acerca del nuevo incumplimiento.


Comentarios


Con un crédito de la provincia les pagarían a los obreros de Río Salado