Conociendo Rusia llega a Cipolletti: entrevista con Mateo Sujatovich

El próximo viernes 17 presentará “La dirección”, su tercer disco recientemente editado. En una entrevista con Río Negro, el músico habló de sus orígenes, sus influencias y del este álbum hecho en pandemia.





Qué mejor para conocer Rusia que hacerlo de la mano de un ruso. Mateo Sujatovich, El Ruso en cuestión, es el guía detrás del proyecto Conociendo Rusia, la experiencia solista que en apenas tres años ya tiene tres discos editados. El último de ellos. “La dirección”, publicado hace tan solo un mes es la excusa (y muy buena por cierto) para salir a las rutas argentinas y recorrer el país por primera vez. Una de las escalas de este viaje será Cipolletti, el próximo viernes 17 (ver abajo).


Más que conocer Rusia, a quien conocemos , disco a disco, canción a canción es al Ruso, apodo que acompaña a Mateo y que utilizó para jugar con las palabras. “Es más entretenido que mi nombre personal”, le dirá el músico a Río Negro durante una entrevista telefónica. “También el Conociendo Rusia era una posibilidad de salir de mi para jugar con el universo de Rusia. En el primer disco hay bastante de ese universo ruso. También con el club Atlanta y la llegada de los rusos judíos. Se trata de un juego más que de otra cosa”.
En palabras de Mateo Sujatovich, “Conociendo Rusia es un proyecto solista de canciones de rock que comencé en 2018 con el primer disco, un trabajo de siete canciones. Ese año empecé a tocar muchísimo lo que me dio pie a trabajar y editar un segundo disco porque ya estaba haciendo shows grandes y tenía pocas canciones. Al año y medio salió el segundo. Después se nos vino la pandemia encima y en pandemia compuse este disco que se llama La Dirección, que estamos presentando ahora”.


Si bien Conociendo Rusia es un proyecto reciente, hubo antes mucha música en la vida de Mateo. “Hice un montón de cosas antes, tocando con otros músicos, siendo parte de otras bandas, tocando la guitarra en proyectos como los de Juanse o Lito Vitale. Trabajé mucho con mi viejo haciendo música para comerciales, películas”.
Y a es momento de decir hijo de quién es Mateo. Y lo es de Leo Sujatovich, tecladista de Luis Alberto Spinetta, tanto en Spinetta Jade como en sus trabajos solistas de la década de los 80, e introductor en el país del sintetizador Prophet-5, usado por primera vez en 1983, en varios temas de los álbumes “Bajo Belgrano”, de Spinetta Jade y “Mondo di cromo”, de Spinetta como solista.

Buscamos que se escuche bastante el sonido del vivo, bien crudo. Ese es un poco el aroma del disco».


La música de Mateo Sujatovich abreva en la tradición del rock canción en modo siglo XXI. Influido por el entorno musical de su padre, en “La dirección” resuenan influencias de Spinetta, Charly García y Fito Páez, pero, particularmente de Andrés Calamaro, como sucede en “Los amigos”, “Cada día” y la muy ‘ rodriguezca’ “No aguanto más”. En cambio, la influencia Beatle, acaso la mayor de sus influencias, aparece en “Mundo de cristal”, que cuenta con la participación del español Leiva.


Álbum homónimo de Conociendo Rusia, editado en 2018.

P: Tenés tres discos, todos editados en muy poco tiempo. ¿De qué se tratan los dos primeros?
R: El primero, que se llama “Conociendo Rusia” (2018), es un disco que grabé antes de que existiera el nombre del proyecto, un disco corto en el que me voy conociendo como compositor de canciones y como artista. “Cabildo y Juramento” (2019) es todo lo contrario. Ya con cierto aval conseguido con el primer disco, es una confirmación del proyecto con otro estilo musical.

P: En “La dirección”, si bien no te salís del sonido de pop rock es más rockero que los anteriores. ¿Qué sonidos te interesaron para llegar a estas canciones?
R: Es un disco que se compuso en pandemia, buscábamos poner en la música toda la energía de una época como la que vivimos. Y buscamos que se escuche bastante el sonido del vivo, bien crudo. Ese es un poco el aroma del disco.

P: ¿Cómo fue el proceso creativo de este disco en pandemia?
R: Lo empezamos de cero en pandemia porque recién habíamos hecho una primera presentación de “Cabildo y Juramento”, estábamos proyectando la segunda presentación y se vino la pandemia que cerró todo. Recién ahí comencé a componer. Fue compuesto a partir del momento en que se cerraron las puertas.
No tenía el objetivo de componer un disco, se dio por el hecho de la no posibilidad de hacer un montón de cosas, entre ellas seguir tocando el disco que tenía editado en ese momento. Lo único que me quedaba era hacer más canciones y al cabo de un tiempo tuve una cantidad como para pensar en otro disco.

P: ¿Cómo fue ese trance entre aquel disco, lo que tenías pensado para 2020 y lo que finalmente resultó?
R: Lo único que tenía pensado era seguir tocando “Cabildo y Juramento” y girar con eso. Los procesos creativos me sorprendieron y se pusieron por delante. No tenía nada pensado. Creo que lo que pasó con este disco obviamente está atravesado por los sucesos del último tiempo. Seguramente, si no hubiera habido pandemia, este disco hubiese sido muy distinto.


«Cabildo y Juramento» (2019), segundo disco de Conociendo Rusia

P: ¿Dónde sentís que te llevó este disco, teniendo en cuenta todas estas circunstancias?
R: Es un disco que no por nada le escribe mucho a los amigos, seguramente tenga que ver con que la pandemia de algún modo nos acercó más a nuestros seres queridos, a nuestros lugares de apoyo más fuerte, a la familia. También se llama así, “La dirección” porque el propio proyecto de este disco el que me encauzó y me ayudó a atravesar todo este tiempo: qué pasa ahora, qué pasa con vida, hacia dónde voy. Y encontré mi dirección en las canciones de este disco.

P: Por primera vez, Conociendo Rusia sale a las rutas para tocar por primera vez en varios lugares del interior, entre ellos Cipolletti. ¿Cómo es en escena Conociendo Rusia?
R: La energía de los conciertos es la misma no importan dónde vayamos. Es un concierto de rock súper alegre, hay gente de todas las edades, el público es muy variado, entre los 15 y los 60 hay de todo. Esta gira nos permite conocer gente nueva, tenemos muchas primeras veces como Cipolletti, Mendoza, Tandil, San Luis… es un descubrimiento para nosotros.

P: ¿Cómo fue trabajar este disco con los músicos teniendo en cuenta todas las restricciones que hubo en su momento?
R: En el momento en que decidimos grabar el disco lo hicimos porque ya había ciertas libertades para entrar a un estudio de grabación. Antes de grabar el disco nos juntamos entre cuatro para después ir al estudio grande y grabar. Fueron bajo otros modos, con barbijo, distancia, alcohol en gel… (risas) Otros modos que ya se están haciendo naturales.
Cada canción es distinta, sé lo que quiero de cada uno, que me den lo que necesito, hay veces que hay lugar para propuestas, hay canciones que se armaron en una búsqueda de propuesta general. El disco tiene esas variantes, bastante tocado en banda, hay muchas cosas que propusieron los chicos.

P: ¿Cómo lo definirías?
R: Es un disco de rock argentino pospandémico de amor (risas).

P: Hablando de rock argentino, en tu música hay una gran fusión de lo que llamamos rock argentino, sobre todo de fines de los 70 y la década del 80, y teniendo en cuenta de dónde venís e hijo de quién sos, ¿cómo te llevás como músico con esa parte del rock canción?
R: Sigo siendo fan y admirador. Uno es músico y es parte de una escena, pero siempre es oyente y fan de todo el rock argentino. Sigo escuchando todo el tiempo a Charly García y Spinetta. Es algo para siempre.

¿Qué es indie y qué no lo es? Ya ni sé de qué escena soy parte (risas) La escena cambia todo el tiempo. Me siento parte de un grupo de gente que hace música porque le gusta».

P: ¿Te sentís parte de esa tradición?
R: Son rótulos que no tienen mucho que ver con cómo yo lo vea. Siento que hago rock argentino, hago canciones y quien quiera encasillarlo lo hará. Yo sencillamente hago mi música.

P: Otro rótulo acaso más actual es el de indie, ¿qué pensás de esa escena? ¿Te interesa, crees que hay algo allí que te involucre o se trata solo de un rótulo más?
R: ¿Qué es indie y qué no lo es? Ya ni sé de qué escena soy parte (risas) La escena cambia todo el tiempo. Me siento parte de un grupo de gente que hace música porque le gusta, soy colega de todos, respeto a todos los artistas.

P: Volviendo al nombre de tu proyecto, de alguna manera no dejás ver que sos Sujatovich “hijo de”. ¿Buscás correrte de ese camino para ser el tuyo propio sin cargar mochilas ajenas ni que haya una referencia permanente a tu papá o todo eso te importa poco?
R: Todo eso me importa poco, de hecho, a mi viejo lo involucro bastante en el proyecto a la hora de las grabaciones y cuando hay que hacer arreglos de cuerdas lo llamo. Para mí es un orgullo. Ya marqué mi camino y no cargo con ninguna mochila de ser hijo de quien soy.

Un Ruso en Cipolletti: lo que tenés que saber del show de Conociendo Rusia

Dónde y cuándo: viernes 17, a las 20, en Kimika Club (Ruta 22 k.m1216, Cipolletti).
Entradas: $2500 general individual.
Puntos de venta: Flipper (Av. Arg 179, Neuquén), Nikel (San Martín 526, Cipolletti, Hey Jude (Italia 1542, Roca).Sistema web: livepass.com.ar


Temas

Música

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Conociendo Rusia llega a Cipolletti: entrevista con Mateo Sujatovich