Continúan los reclamos a Educación por problemas que impiden dar clases

Institutos de Formación Docente y secundarios reclaman que se finalicen obras y tener edificios propios. Aseguran que aun se esté trabajando, ya no pueden tolerar las demoras. 





Integrantes de comunidades educativas están reclamando al Consejo Provincial de Educación (CPE) de Neuquén que se finalicen obras por las que no pueden dar clases y que les construyan edificios propios.

Las familias de la EPET 8 convocaron a una reunión para mañana, a las 19.30, en la que organizarán protestas porque descreen que los trabajos de reparación de las aulas destinadas a los talleres y del gimnasio estén finalizadas para el 2 de mayo, como se programó. Zulma Puentes, madre de uno de los estudiantes, explicó a Radio Universidad CALF que están suspendidas las clases de estas áreas y resaltó que la matricula actual es 1256 estudiantes cuando la capacidad es de 800.

En el caso de la IFD 4, donde se forman docentes de educación especial, las clases no comenzaron directamente, según afirmaron. Desde la comunidad explicaron que este año mudaron el instituto luego de que se venciera el alquiler del edificio al que los habían trasladado el año pasado. La nueva locación debía ser reformada para dar respuesta a las necesidad educativas y de personas con discapacidad. Aunque los trabajos comenzaron en febrero, aun no se terminan. Por esto, los estudiantes prácticamente han perdido el primer cuatrimestre de cursada. Al reclamo de esta mañana en el CPE se le suma el pedido de un edificio propio teniendo en cuenta que ya tienen más de 40 años de funcionamiento.

Otro Instituto de Formación Docente con reclamos similares el N° 5 de Plottier, que convocó a una marcha en el centro de la ciudad para esta tarde. Denuncian que aunque fueron fundados hace 38 años, aun no cuentan con edificio propio. Además, explicaron hasta el año pasado funcionaban entre una escuela primaria y un local alquilado, pero este los trasladaron a un edificio sobre la Ruta 22 que un no fue modificado, por lo que hay turnos que no comenzaron las clases. Aseguraron que necesitan que el problema se resuelva de forma urgente porque, como les suele ocurrir en épocas de crisis, la matrícula aumentó considerablemente, con unos 120 ingresantes.

Quienes también llevaron su protesta a las puertas del CPE fueron los integrantes de la comunidad del CPEM 34, quienes reclaman por la construcción de una cocina con dimensiones y medidas de seguridad adecuadas, aulas para talleres, la sala de actividad física y la reparación del sistema de calefacción.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Continúan los reclamos a Educación por problemas que impiden dar clases