Coronavirus en EE.UU.: automotrices se ofrecieron a fabricar respiradores artificiales



General MotorsFord y la innovadora Tesla ya se ofrecieron ante el gobierno de los Estados Unidos para sumar sus plantas de producción, a disposición de los esfuerzos que se vienen llevando a cabo en ese país, en el combate del coronavirus.

La propuesta consistió en destinar capacidad productiva para desarrollar equipamiento médico para los hospitales, en especial respiradores artificiales, previendo que los disponibles podrían ser insuficientes si llega a crecer la demanda de internaciones en poco tiempo, tal cual ocurrió en China e Italia.

"No es difícil fabricar un respirador artificial, aunque no es un proceso inmediato. ¿En qué hospitales hay escasez ahora mismo?”,

dijo Mary Barra, directora ejecutiva de General Motors, quien propuso “una movilización parecida a la de la Segunda Guerra Mundial”.

"Ford está preparada para apoyar en aquello que pueda ser útil, incluyendo la posibilidad de fabricar respiradores artificiales y otro equipamiento”,

anunció la compañía.

Tanto General Motors como Ford debieron suspender temporalmente su producción en territorio norteamericano, mientras que Tesla disminuyó al mínimo las operaciones: de las 10.000 personas que emplean, sólo podrá ir a trabajar un cuarto de la plantilla.

El presidente Donald Trump, por su parte, señaló que planea emplear la Ley de Producción de Defensa de 1950 para orientar la producción industrial y superar la escasez de mascarillas, respiradores y otros suministros para hospitales. 

La iniciativa llega después de que el gobierno británico hiciera lo propio con firmas internacionales que hoy funcionan en ese país, además de las locales, como Rolls-Royce, Jaguar-Land Rover y Vauxhall.


Comentarios


Coronavirus en EE.UU.: automotrices se ofrecieron a fabricar respiradores artificiales