Coronavirus en Inglaterra desde los ojos de un neuquino

Nicolás Almirón tiene 29 años, es de Neuquén y vive en el Reino Unido hace un par de meses. Relata cómo se vive el día a día en el 8vo país con mayor cantidad de infectados.



Nicolás Almirón por las calles de Brístol, Gran Bretaña.

Nicolás Almirón por las calles de Brístol, Gran Bretaña.

“En Inglaterra se planteó la selección natural y el panorama actual es muy complejo”, dice Nicolás Almirón, un joven neuquino que vive y trabaja en Bristol, Inglaterra y desde allí, describe cómo transita la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, la importancia de tomar medidas y de quedarse en casa.

Quienes alguna vez pasearon por Gran Bretaña la recuerdan encantadora con con sus colectivos de dos pisos o su neblina misteriosa, adorable en los escritos de Shakespeare o Dickens, o en la música de los Beatles y los Rolling Stones. Pero en los últimos días, a los ojos del mundo se vio injusta cuando su primer ministro Boris Johnson, propuso la tesis de la ‘selección natural’, es decir, dejar que la gente se inmunice de manera natural por contagio y que quien tenga que morir, muera.

Nicolás tiene 29 años, es ingeniero de software y se fue a Europa en 2017. Trabajó en Dinamarca, en España, y en Suecia y hace dos meses lo mandaron de Estocolmo a Bristol. Se emplea en una empresa de biomodelado y biotecnología que se especializa en el descubrimiento de nuevas herramientas industriales para el desarrollo de enzimas y fármacos para pacientes con cáncer.

Bristol, la ciudad más vibrante e inquieta del Reino Unido, hoy detenida.

Desde aquella ciudad, al límite con Gales, recibe las noticias de lo que pasa en Argentina de parte de toda su familia neuquina, y mira con ojos críticos la manera de actuar del país inglés.

Es que a pesar de estar entre las naciones con mayor número de contagios, el gobierno británico decidió por varios días no hacer nada para frenar el Covid19. El argumento fue que el número considerable de muertes es inevitable, y que ante este escenario, lo mejor es proteger la economía para quienes sí sobrevivan.

“Decidieron no tomar medidas para salvar a la población y sí tomarlas para que el bolsillo del ciudadano inglés esté bien”.

Nicolás Almirón

“Me toca de cerca porque trabajamos mucho con el sector de la salud. La empresa tiene una parte pública y una parte privada. Lamentablemente creo que se actuó muy lento. Las medidas que tomó el gobierno cuanto menos son controversiales: se dijo que al principio era una selección natural. Cuando se dieron cuenta que había que intervenir ya era muy tarde”, dice Nicolás.

Hasta ayer, se reportaron en Reino Unido 34.173 casos de infectados, 2.926 de muertos y 192 de recuperados y según un balance oficial divulgado ayer se confirmaron 684 fallecidos en 24 horas.

“Ahora sí, se ve menos gente en las calles, a comparación de la semana pasada que comenzó nuestra cuarentena obligatoria. Yo la hacía de manera voluntaria porque tengo la posibilidad de trabajar remoto y de acuerdo a lo que me contaban mis familiares que pasaba en Argentina decidí aislarme”, retrata.

El coronavirus, según un balance oficial divulgado ayer confirmó 684 fallecidos en 24 horas.

Cuenta que el martes pasado, cuando se anunció la cuarentena, la gente se lo tomó muy tranquila, apenas hubo unos pocos picos de tensión en algunos supermercados. Pero ve que en ciudades grandes como Manchester, o Londres se siguen moviendo mucho porque todavía hay demasiadas profesiones que se consideran indispensables para el funcionamiento de país.

“En Londres, por ejemplo, el transporte sigue funcionando al 90% que es mucho con todo lo que eso conlleva. Acá en Bristol hay menos movimiento pero creo que el daño ya está hecho y recuperarse de esto será complejo”, sostiene.

Nicolás cuenta que las noticias dicen que de ir las cosas bien, estarán así hasta el otoño (en septiembre). Si vuelven a abrir las escuelas será un mes antes del cierre de verano entre julio y agosto.

“Por mi parte, con algunos trabajadores de la empresa vamos a hacer las compras y demás para algunas personas mayores conocidas. Espero que pase todo rápido y que se pueda volver a la normalidad lo antes posible. Como argentino me da un poco de miedo porque son bastante naives para todo y siento que se sigue actuando mal. Aunque la gente tome un poco de conciencia la cuarentena debería ser total”, confiesa.

Reino Unido se encuentra en el puesto 8 de países con mayor cantidad de infectados. La lista de los primeros diez está compuesta por Estados Unidos 244803, Italia 115495, España 112065, Alemania 85871, China 83269, Francia 59929, Irán 50468, Reino Unido 34173, Suiza 18834, Turquia 18135. Nicolás analiza las diferencias de aquellos países con Argentina.

“Comparo con las medidas de allá y es curioso porque serían el yin y el yang. Argentina actúa como corresponde, de acuerdo a lo que las circunstancias ameritan y estoy muy de acuerdo. Entiendo que para la economía y para las empresas, con un año que ya iba a ser duro, va a ser un mazazo tremendo, pero es esa disyuntiva entre el poder económico o una vida. Acá desde un primer momento se planteó la selección natural”, destaca.

Sostiene que la pandemia coincidió con que el primer ministro británico Boris Johnson y su equipo planteaban un plan económico que venía a justificar el movimiento del brexit. Había que justificar desde lo económico la ruptura política social y demás con la Unión europea y necesitaban algo para que la gente lo respalde.

“Decidieron no tomar medidas para salvar a la población y sí tomar medidas para que la calidad de vida y el bolsillo del ciudadano inglés esté bien. Llegaron a este punto en el que hicieron todo mal”, destaca.

En ese sentido dice que no van a poder cumplir el objetivo económico este año y además están sumamente atrasados en materia de salud. “Se creía que el sistema estaba en un estado que no está. Es uno de los mejores del mundo, pero al ritmo que crece el número de contagiados el panorama es muy complejo”, finaliza.


Comentarios


Coronavirus en Inglaterra desde los ojos de un neuquino