Coronavirus: tres demandas en las cárceles de Neuquén

Los internos piden comunicarse con sus familiares, que les dejen llegar los alimentos, y elementos de limpieza. Monitoreo constante del poder Judicial y del Ejecutivo.





El complejo de Parque Industrial tiene capacidad para 239 personas. (Archivo)

El complejo de Parque Industrial tiene capacidad para 239 personas. (Archivo)

Funcionarios del Poder Judicial y del Poder Ejecutivo monitorean en forma continua la situación en las cárceles de la provincia de Neuquén, donde hay más de 550 personas privadas de su libertad que dependen del gobierno para mantener la higiene, y de sus familiares para alimentarse, dos barreras contra la pandemia del coronavirus.

Por ahora la situación es de tranquilidad, y se espera que ayude la distribución de tarjetas telefónicas para que los internos puedan comunicarse con sus familiares. Es uno de los reclamos más persistentes, ya que desde la cuarentena obligatoria, las visitas están suspendidas.

La defensora de Ejecución Penal, Luciana Petraglia, dijo que hay una orden de la jueza Raquel Gass al Poder Ejecutivo para que se resuelva el tema de las comunicaciones.

En algunas unidades carcelarias no hay teléfonos fijos, y se están gestionando líneas de celular para que los internos puedan mantener el vínculo con sus familiares.

El vocal del Tribunal Superior de Justicia, Germán Busamia, informó pasado este mediodía que el ministerio de Seguridad y Gobierno había habilitado las tarjetas y teléfonos para garantizar las comunicaciones.

Otro de los temas que se está gestionando es la alimentación. "Las viandas son insuficientes y escasas, pobres nutricionalmente, y estar bien alimentado permite tener un buen sistema inmunológico", señaló la defensora.

Las viandas las provee una empresa contratada por la provincia. En los hechos la alimentación de las personas privadas de su libertad depende mayormente de lo que les acercan sus familiares, pero no toda la comida llega hasta las celdas y algunos productos están prohibidos. El caso típico son las frutas.

"Le estamos pidiendo a los penitenciarios que en el caso de las frutas busquen alguna manera de dosificarles la entrega a los internos, porque es importante que puedan consumirlas", dijo Petraglia.

El tercer punto materia de conversación entre los poderes Judicial y Ejecutivo son los elementos de limpieza. En uno de los pabellones hubo quejas el fin de semana por falta de lavandina: les dejaron un litro para toda la población.

La defensora de Ejecución dijo por último que los informes criminológicos están suspendidos hasta el 1 de abril. Son las evaluaciones que se tienen en cuenta al momento de decidir una reducción en el monto de la pena o una salida. Como el personal que los realiza no puede ingresar a las cárceles, se postergaron hasta el fin de la cuarentena.

Mantener la sanidad de las unidades de detención es un mandato constitucional y de tratados internacionales. Y en tiempos de pandemia de coronavirus, es simple sentido común: los internos no salen, pero los guardias que los vigilan sí.

Incluso se sabe de reclamos de los propios detenidos hacia los penitenciarios para que mantengan la higiene, porque no quieren correr el riesgo de que les traigan "de afuera" el virus Covid-19.


Comentarios


Coronavirus: tres demandas en las cárceles de Neuquén