Corrientes pasó a la fase 5 de la cuarentena y abre bares y restaurantes

También se podrán realizar reuniones sociales aunque con límite de personas. A diferencia de Formosa y Catamarca, donde no se registraron casos, en Corrientes hubo 78 infectados. Todos fueron dados de alta. 



Ya se podrá abrir restaurantes y confiterías aunque con capacidad al 50%. El gobernador advirtió que todavía no está ganada la guerra contra la pandemia. (foto: archivo)

Ya se podrá abrir restaurantes y confiterías aunque con capacidad al 50%. El gobernador advirtió que todavía no está ganada la guerra contra la pandemia. (foto: archivo)

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, oficializó que esa provincia es la primera de la Argentina en ingresar en la fase 5 de la cuarentena, gracias a que no existe ningún caso activo de coronavirus ​en el territorio.

"En Corrientes decretamos la cuarentena y establecimos protocolos de aislamiento casi 10 días antes de que lo hiciera la Nación, lo que nos permite el ingreso a la Fase 5 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio", destacó el mandatario.

En ese sentido, Valdés denominó esta etapa como "una nueva normalidad, aunque con muchas precauciones". Abrirán bares, restaurantes, gimnasios, hoteles y hasta se permitirán las reuniones sociales. Los boliches y los recitales permanecerán inhabilitados.

En detalle, los gimnasios comenzarán a funcionar desde el 1 de junio y los clientes deberán usar barbijos. En cuanto a los bares y restaurantes, trabajarán con reserva y una ocupación máxima del 50 por ciento, mientras que el servicio de barra estará prohibido y la cantidad máxima de personas por mesa será de cuatro. Las reuniones sociales serán de hasta diez personas: los sábados con amigos y los domingos con la familia.

Por otro lado, el gobernador explicó que, mediante el programa Hospedaje Seguro, "se habilitarán los hoteles para que los correntinos se trasladen fronteras adentro de la provincia".

Por otro lado, se reforzarán los controles en las fronteras para evitar el ingreso de nuevos casos. Debido a la dramática situación de Brasil, se pondrá especial atención en las fronteras con ese país, como el Paso de los Libres-Uruguayana y Santo Tomé-San Borja.

Además, se tendrá cuidado con el paso Ituzaingó-Ayolas, en la frontera con Paraguay, y se aumentarán los controles en el puente General Belgrano que comunica con Chaco, provincia donde hay registrados 755 casos positivos y 43 fallecimientos.

"En Corrientes no hay coronavirus positivo", festejó Valdés. A diferencia de Formosa y Catamarca, donde no se registraron casos, en Corrientes hubo 78 infectados. Sin embargo, todos fueron dados de alta y no existe ningún caso activo.

"Los últimos que padecían la enfermedad fueron dados de alta. Los que estaban en el Servicio Penitenciario dieron negativo, al igual que los últimos médicos", explicó el funcionario.

No obstante, advirtió que "la guerra contra el coronavirus no está ganada aún": "Si vuelve a reaparecer el virus, tenemos que poner todo nuestro esfuerzo y no perderle paso y la trazabilidad. Si nos va mal, vamos a volver a las fases anteriores".


Comentarios


Corrientes pasó a la fase 5 de la cuarentena y abre bares y restaurantes