Tras diez horas de caos, levantaron los cortes de la avenida Argentina en Neuquén

Durante toda la jornada bloquearon los cruces de la avenida Argentina y Olascoaga lo que originó un caos del tránsito porque es la vía obligada de norte a sur y es el eje para ir al este y al oeste de la ciudad.




Actualizada 20

Las organizaciones sociales, que bloquearon los cruces de la avenida Argentina durante diez horas, informaron poco antes de las 20 de este miércoles que, ante el compromiso del fiscal Pablo Vignaroli de buscar una mediación con el gobierno provincial, levantaron el acampe.

Adujeron que levantaron la protesta "como un nuevo gesto de las organizaciones a la comunidad" y que "ahora, la palabra la tiene el gobierno. Está en sus manos la solución al conflicto".

Las organizaciones sociales anunciaron que este miércoles volverían a bloquear la avenida Argentina. La semana pasada, esta protesta causó un caos de tránsito en el centro de Neuquén. Explicaron que siguen sin ser convocados por Provincia y que tampoco se mejoró la oferta laboral, que consideran insuficiente, por lo que repitieron la medida de fuerza. Esta mañana, desde la Municipalidad informaron que pidieron la intervención de la justicia para evitar una nueva jornada de cortes. Los manifestantes ratificaron que seguirían adelante con la acción de protesta como estaba prevista. Desde las 10 se concentraron en Casa de Gobierno y luego se movilizaron por la avenida, en donde se fueron apostando y con un acampe iniciaron los piquetes. Desde Fiscalía intimaron a desalojar y se dio un plazo de una hora para liberar los caminos, desde el momento que reciban de parte de la policía la notificación. Hasta el momento no se ha concretado esa medida, aunque hay un enorme despliegue de efectivos, incluso con camiones de la Metropolitana.

Por las 14, se conoció que la unidad fiscal de Actuación Genérica, a cargo del fiscal jefe Pablo Vignaroli, inició una investigación por los cortes y solicitó a la policía de la provincia una serie de medidas, entre las que se encuentra la intimación al desalojo. La Justicia dispuso el plazo de una hora para el cese de las interrupciones al tránsito.

Desde el Ministerio Público Fiscal comunicaron que tras confirmarse los bloqueos, Vignaroli libró la orden para intimar al desalojo y, en caso de tener que llevarlo adelante, procurar el resguardo de la integridad física de las personas. Las organizaciones al ser consultadas por este medio manifestaron que "van a permanecer". 

Los cortes son a lo largo de Avenida Argentina y Olascoaga, entre Leloir y Planas.

César Parra, referente del Polo Obrero, indicó que se mantendrán por tiempo indeterminado y que su continuidad dependerá si tienen alguna respuesta a sus demandas. Minutos antes de las 13, afirmó que no habían recibido por el momento ningún llamado del gobierno, por lo que la medida iba a continuar. En algunos cruces se deja pasar a bicicletas y motos.

El tránsito es desviado en las calles paralelas a la avenida, en ambos lados. Algunos de los caminos alternativos por donde circulan los vehículos son calle Yrigoyen y otro por Buenos Aires. La situación generó importantes congestiones en la circulación en toda la zona céntrica.

Antes de iniciar los cortes, hubo una manifestación con gran cantidad de personas que concentró en Casa de Gobierno, luego se movilizó por el microcentro y culminó con el acampe en la arteria principal que recorre de norte a sur la ciudad. Según los referentes que llevan adelante la protesta hubo seis mil vecinos que expresaron su reclamo en las calles.

El conflicto lleva varios meses, pero tuvo uno de sus picos más altos a fines de agosto y principios de septiembre, con acampes durante tres días en los puentes. Estos piquetes se levantaron por el llamado a una reunión después de las primarias. El encuentro de ese lunes fracasó, se anunciaron nuevos cortes para el miércoles, pero todo se suspendió por una convocatoria.

Tras ideas y venidas, las organizaciones indicaron que Provincia les ofreció puestos en obras menores, pero en muy poca cantidad y sin detallar cuándo comenzarían o cuánto cobrarían. Aguardaron novedades que no llegaron y la semana pasada bloquearon la avenida durante la mañana.

Como la situación persistió, volvieron a anunciar bloqueos para hoy. Esta mañana, la Municipalidad informó que solicitó a la justicia neuquina que tome las medidas necesarias para evitar los cortes de calles anunciados por organizaciones sociales.

El escrito presentado ante el fiscal Pablo Vignaroli requiere que se tomen medidas para hacer cesar los bloqueos, al considerarlos un delito en el Código Penal, “atento a las manifestaciones de público conocimiento de agrupaciones que nuevamente, pretenden impedir, estorbar o entorpecer el normal funcionamiento del transporte público y privado, mediante la realización de piquetes en zonas neurálgicas de la ciudad”.

El pedido aduce además, que las últimas protestas por parte de estos grupos elevaron el riesgo de accidentes, comprometiendo gravemente el flujo de tránsito en los alrededores de la zona céntrica.

Esta mañana, el gobernador Omar Gutiérrez se manifestó en contra de la medida en el centro capitalino. Sostuvo que no es casualidad que se lleve adelante en medio de un proceso electoral y que las protestas hayan migrado de los puentes interprovinciales a la arteria principal de la ciudad de Neuquén.


Gran despliegue policial


Pese a la presencia policial y la presentación judicial del Municipio, las organizaciones que calificaron ambas situaciones como una provocación, anunciaron temprano la continuidad del plan de lucha con piquetes en avenida Argentina y Olascoaga, una acción similar que tuvo lugar la semana pasada.

Es una provocación y nos parece que es exagerado. Eso no impide que nos manifestemos. Nos parece que así no se solucionan las cosas, y que en vez de sacar a todos las policías en las calles tendrían que presentarse y sentarse con alguna propuesta concreta", señaló Diego Mauro, referente del FOL.

Al respecto, el superintendente de Seguridad, Miguel Ángel Riu, dijo minutos antes del inicio de la protesta que fue una decisión que se tomó "tratando de hacerle comprender a estas personas que el derecho que ellos tienen de peticionar a autoridades no se puede contravenir con copar el centro de la ciudad, donde van a generar molestias para el resto de los vecinos. Por eso, ayer estuvimos reunidos con el comando superior y se dispuso el refuerzo de personal tratando de desalentar esta medida".

Precisó en declaraciones a LU5 que se dispuso la presencia de 150 efectivos y que hubo en el microcentro personal afectado para desviar el tránsito.

Las organizaciones que protestan son el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), Polo Obrero (PO), Frente Popular Darío Santillán (FPDS) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). Su reclamo de fondo es que se inicie un plan de obras para barrios populares, que genere puestos de trabajo para quienes integran las agrupaciones.


Comentarios


Tras diez horas de caos, levantaron los cortes de la avenida Argentina en Neuquén