Dar plasma temprano en adultos mayores puede prevenir el progreso del coronavirus

Lo afirma el doctor Fernando Polak, de Fundación Infant, que junto con otras organizaciones de salud hicieron un ensayo controlado. Aún no se publicó en revista con revisión de pares.




La donación de plasma puede servir para las personas mayores con síntomas leves.

La donación de plasma puede servir para las personas mayores con síntomas leves.

Dar plasma de convalecientes a personas mayores afectadas por el coronavirus en una etapa temprana podría evitar la progresión de la enfermedad. Es uno de los resultados de un ensayo clínico aún no publicado en revista con referato que fue presentado hoy en la cancha de River en Capital Federal por el doctor Fernando Polak, de Fundación Infant, y otras organizaciones médicas. Dijeron que una de cada 4 personas pueden donar plasma. En la rama de pacientes que recibe plasma en estadío leve, sólo el 11% progresa a caso severo. En cambio, en el grupo de control que no recibe el plasma, el 29% de los pacientes se agravó. 

En una conferencia de prensa, Polak contó hoy al mediodía que la edad promedio de los participantes del estudio era de 77 años. Quisieron evaluar la posibilidad de usar el plasma de pacientes ya recuperados de la enfermedad COVID-19 para tratar a otras personas con los síntomas iniciales, como tos y fiebre. Los resultados significan que el plasma de convalecientes en los primeros tres días de síntomas tiene una eficacia del 60% para prevenir la progresión de Covid-19. Sería el primer ensayo clínico aleatorizado que muestra beneficio del plasma en personas mayores de 65 años en el mundo. El lema del estudio fue "Transforma COVID-19 en un mal catarro". 

En total participaron 160 personas en el ensayo clínico controlado y aleatorizado. El 50% de los participantes eran afiliados al PAMI. El 40% estaba en geriátricos, y el resto fueron enrolados a través de centros médicos privados y por telemedicina. Una vez que el paciente era enrolado en el estudio, se hacía un seguimiento durante 15 días en hospitales o en domicilio. Se hacían comunicaciones periódicas con los pacientes o los familiares. 

Para hacer el estudio contaron con 200 donantes de plasma. Incluyeron a mujeres embarazadas como donantes porque argumentaron que tenían capacidad para hacer un filtrado del producto que podría generar rechazo en el receptor del plasma. Ese filtrado se hizo a través de un convenio con la Universidad Nacional de Córdoba. 

Polak y colaboradores contaron que el estudio empezó a organizarse en marzo. Articularon con las demás instituciones, como el Cemic y el IECS, y contaron con apoyo de muchos voluntarios y de organizaciones como la Fundación Bill y Melinda Gates. Polak explicó que hicieron la conferencia de prensa para comunicar los datos preliminares por la situación de emergencia global. 


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Dar plasma temprano en adultos mayores puede prevenir el progreso del coronavirus