David Lebón llega a Neuquén con un cancionero imbatible



Podríamos decir que David Lebón es un hombre de 66 años y sería cierto, pero poco significativo si no decimos que ese hombre de 66 años es uno de los guitarristas indispensables del rock argentino. No por nada es el tercer mejor guitarrista, según la revista Rolling Stone, ubicado sólo detrás de Pappo y Ricardo Mollo.
David Lebón participó de la primera formación de Pappo’s Blues -como bajista porque el guitarrista dekl trío era ya saben quién-, de Color Humano, Pescado Rabioso, Polifemo, Billy Bond y La Pesada del Rock hasta llegar a Serú Girán, esa criatura maravillosa que dio vida junto a Charly García en las playas de Buzios. Desde 1982, tras la disolución de Serú Girán, construyó una convincente carrera solista que alternó con innumerables colaboraciones.
Ese músico inmenso vuelve a Neuquén para presentar, el domingo, en el Casino Magic, su show “El Tiempo es Veloz”, donde propone una recorrida por toda su carrera como figura clave del rock argentino (ver aparte). En dialogo con “Río Negro” el artista reflexionó sobre su trayectoria, la música y acerca del concierto que dará en esta ciudad:

P- Sos un prócer del rock nacional. ¿Te consideras un pionero del género?
R- Puede ser. Soy uno de los que puso la alfombra….

P- ¿Qué escucharemos en Neuquén?
R- Estamos terminando la gira que se llama “El tiempo es veloz” que arrancamos el año pasado y casi al mismo tiempo incluimos en el repertorio de este show, canciones del nuevo disco. Todas son canciones de todos los tiempos, de mi carrera solista y de todas las bandas de las que formé parte.

David y Charly, Buzios 1977, el comienzo de Serú Girán.

P- ¿Podemos decir que sos un multiinstrumentista?
R- Podríamos, sí. ¿Porque no?

P- ¿Cuál es tu instrumento favorito? Consideremos a la voz.
R- La guitarra, sin ninguna duda y todo lo demás también (risas).

Charly, Pedro y David. El sorpresivo (re)encuentro de tres Serú Girán durante un concierto de García en el Teatro Colón.

P- ¿Hacer música es un acto positivo, dadas las circunstancias?
P- Absolutamente. Lo digo en cada show. Gracias a la gente por hacer el esfuerzo de venir y les entrego todo mi amor, para que, al menos por un momento podamos olvidarnos de todos los problemas.

P- ¿Cómo se sostiene la vigencia durante más de tres décadas?
P- Con trabajo y por sobre todas las cosas con el apoyo de la gente.

P- ¿Cómo te relaciones con las nuevas generaciones en la música?
R- Muy bien. Soy como una especie de Peter Pan, me llevo muy bien, la mayoría son muy respetuosos y tengo muy buena relación.

P- ¿Cuál es tu relación con el mundo de lo virtual y las redes?
R- Ufff … difícil. No me gusta, pero tengo un buen equipo que me muestra, me organiza, me propone y me hacen llegar todo lo que me escriben… y eso si me gusta. La gente es hermosa.

P- Te pido un diagnóstico del rock: ¿Creés que está en decadencia, en un stand by, o qué?
R- La música está en constante movimiento, el rock también. Si te fijas en las grillas de los festivales, siempre hay muchas bandas de rock y hay de todo. No creo que haya decadencia. Me gustan las bandas con buenas armonías, con buenas voces… Disfruto con ellos cuando comparto escenario o los invito a mis shows.

P- Hace mucho tiempo decías que el tiempo era veloz, una frase que quedó en la memoria de muchos. ¿Que tan veloz resultó ser finalmente? ¿Sentís ese paso del tiempo en tu música?
R- Siempre hago el chiste que por mi culpa ya estamos todos pelados, pero es una realidad. El tiempo pasa rápido, miras para atrás y de pronto tenés un camino larguísimo recorrido y ni te diste cuenta, por eso lo único importante es pasarla bien mientras transitamos ese camino. Sean felices, no pierdan tiempo.

"El Tiempo es Veloz": lo que hay que saber

David Lebón se presentará este domingo, a las 21, en la sala Rainbow del Casino Magic (Planas 4005). Las entradas tienen un valor de $800 y $900. Pueden obtenerse en Tarjeta Actual (San Luis 352), viaticket.com.ar y en la sala.

Últimas noticias de un héroe de la guitarra

La última gran cosa de Lebón es una joya lograda de otra joya. “Mundo agradable”, la joya en cuestión fue reversionada junto a Ricardo Mollo para futuro proyecto discográfica del ex Serú Girán, que está en manos de Gabriel Pedernera, baterista de Eruca Sativ, ahora en el rol de productor.
Compuesta y grabada originalmente para aquel controvrertido regreso de Serú Girán, en 1992, cuyo resultado fueron el disco “Serú’92” y “En Vivo” I y II (1993), en esta reversión alterna voces con Mollo, quien además se encarga del solo final, que en el original le correspondía a Lebón.


Comentarios


David Lebón llega a Neuquén con un cancionero imbatible