Dio positivo en un test de alcoholemia, se puso agresivo y quedó detenido en Bariloche

Se trata de un hombre de 32 años domiciliado en Lago Puelo. El control se llevó a cabo en el kilómetro 2 de la avenida Bustillo.

Un hombre domiciliado en Lago Puelo, Chubut, fue detenido en un control de tránsito que realizaba la Policía de Río Negro junto a inspectores del municipio local y al ser sometido a un control de alcoholemia, arrojó 2,48 gramos de alcohol en sangre, quintuplicando el máximo permitido.

El operativo, a cargo del Cuerpo de Seguridad Vial, se realizó este viernes a las 23 en el kilómetro 2 de la avenida Bustillo. En ese sector, el Chevrolet Prisma fue detenido por los efectivos, para constatar documentación personal y del vehículo y practicarle el examen al conductor de 32 años.

A raíz del resultado del test, el rodado fue secuestrado y trasladado en grúa hasta el playón del municipio.

Al informarle al conductor sobre la medida dispuesta, indicaron fuentes policiales, "se tornó agresivo hacia el personal por lo que fue reducido y trasladado a una dependencia policial, siendo imputado en otras causas –además de la alcoholemia positiva– por atentado y resistencia a la autoridad".

Durante la noche, se practicaron siete test positivos.

Las multas por conducir tras haber ingerido alcohol arrancan de los 21.000 pesos para un conductor con alcoholemia positiva con una graduación de 0,51 a 0,60 g/l (además se lo inhibe de conducir por 30 días). De 0,61 a 0,75 g/l la multa es de 27.000 pesos y 45 días de inhabilitación; de 0,76 a 1 g/l, la sanción es por 50.000 pesos y 50 días de retención de la licencia de conducir; de 1,1 a 1,75 g/l, de 75.600 pesos y 55 días sin conducir; y por encima de los 1,76 g/l, como el caso registrado esta madrugada, la infracción asciende a 94.000 pesos y 120 días sin licencia.

Detenidos por circular fuera de horario

Minutos antes de las 2 de este sábado, la policía detuvo a tres personas y demoró a tres menores por incumplimiento de las restricciones para circular y daños a un patrullero.

Según informaron, durante las recorridas de prevención, agentes policiales detectaron un vehículo Volkswagen Gol. Al notar la presencia policial, el conductor intenta darse a la fuga por calle Mascardi, en dirección a Rivadavia pero fue interceptado en calle 2 de Agosto, a metros de Onelli.

Los policías observan varias personas en el interior del auto y, al pedirles que se bajen, "se produce un forcejeo con el conductor del rodado para lograr su aprehensión, ocasionando la rotura del espejo retrovisor del lado del acompañante del móvil policial".

Luego de identificar a las seis personas (tres mayores y tres menores), se dio conocimiento a la fiscal de turno Alejandra Bartolomé, que dispuso que los mayores queden detenidos y los menores pasen a resguardo de la Senaf (Secretaría de Estado de Niñez, Adolescencia y Familia).


Comentarios


Dio positivo en un test de alcoholemia, se puso agresivo y quedó detenido en Bariloche