De la euforia al descontento

WASHINGTON.- El cabello de Barack Obama refleja sus seis años de mandato: ha perdido color y se ha tornado gris, evolución de una presidencia que generó euforia y que ahora produce decepción.

El fin de semana fue noticia que un candidato del partido demócrata al Senado quisiera compartir espacio con el presidente de los Estados Unidos, escondido por los estrategas de su partido durante la campaña. En las legislativas de hoy se espera que el Senado pase también a manos republicanas, lo que dificultaría (aún más) sus dos últimos años en la Casa Blanca.

Sólo un 44% de los estadounidenses tiene una impresión favorable del presidente, según la encuesta que publicaron el domingo “The Washington Post” y ABC News. Es la cifra más baja desde que ganó las elecciones en 2008 y asumió en enero del 2009.

Los números explican que los demócratas con carreras igualadas por el Senado o la gobernación hayan evitado dejarse ver con él. “Barack Obama, el presidente paria”, tituló hace varios días “The Washington Post”. Ahora repudian al hombre que fue imagen del éxito.

“El cinismo es una opción, pero la esperanza es una opción mejor”, dijo el sábado Obama en Detroit, recuperando esas frases que lo encumbraron.

De momento, sin embargo, parece que el cinismo se impone en un país decepcionado con la parálisis de Washington los dos últimos años por las peleas entre los dos grandes partidos. Se culpa a los republicanos, pero sobre todo al presidente, incapaz siquiera de sacar rédito a la buena marcha de la economía. (DPA)

análisis


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora