De todos y de nadie



El pueblo, que somos todos pero no es nadie, vota y elige a los más capaces para dirigir el país. Pero éste, que es de todos pero no es de nadie, busca entre sus ciudadanos quien se encargue de las finanzas, que son de todos pero no son de nadie. A los más capaces y probos. Eso queda a decisión de la mayoría, que también son todos pero no es nadie. Y gana ¿el mejor? Entonces, se pone en duda si no habría que reformar la Constitución. Es que las autoridades que se eligen o no comprenden bien el castellano o lo tergiversan. Veamos: dicen que son capaces y no mienten, pero son capaces de llevarse todo, lo propio y ajeno. Se dicen probos, pero se refieren a que probó llenarse los bolsillos de él o ella y sus secuaces. ¿Quiénes pagan? Todos, que al fin y al cabo no son nadie. No se respeta nada. Si no nada se ahoga, y por ahora nos hundimos.

Juan R. Müller

DNI 6.086.742

Las autoridades
que se eligen o no comprenden bien el castellano o lo tergiversan según les convenga.

Juan R. Müller

DNI 6.086.742

Datos

Las autoridades
que se eligen o no comprenden bien el castellano o lo tergiversan según les convenga.

Comentarios


De todos y de nadie