Destacan la “tranquilidad” de Farré mientras apuñalaba 66 veces a Schaefer



Los abogados de las partes en el juicio de divorcio que en 2015 presenciaron el femicidio de Claudia Schaefer en el country Martindale de Pilar coincidieron en el debate por el crimen que el empresario Fernando Farré lo cometió con “tranquilidad”.

Las declaraciones fueron formuladas ayer en la segunda audiencia del juicio que comenzó ayer en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de San Isidro.

En una sala con poco público, frente a los doce jurados y al juez Esteban Andrejín, el primer testigo fue Carlos Quirno, el abogado que representaba a Schaefer (44) en el juicio por divorcio y el recurso de exclusión del departamento en Barrio Norte. Quirno se encontraba en la casa del country de Pilar el 21 de agosto de 2015, cuando acompañó a su clienta a retirar sus pertenencias y presenció el momento en que Farré (54) encerró a su esposa en el vestidor, donde la degolló y la acuchilló 66 veces. El abogado declaró que Farré lo saludó con “total normalidad” a él y a Schaefer al llegar a la casa y dijo que el acusado no discutió con su esposa sino que se dio un diálogo “común” en un divorcio, “con tensión” pero sin agresiones.


Comentarios


Destacan la “tranquilidad” de Farré mientras apuñalaba 66 veces a Schaefer