Distintos tipos de ladrillos huecos para la construcción

Presentes en cada obra aportan soluciones según la demanda constructiva. Existen diversos diseños que los hacen aptos para cerramientos, para soportar cargas o para entrepisos y techos. Algunos de los modelos que hay en el mercado.




El mercado actual de la construcción ofrece cinco tipo de ladrillos cerámicos huecos fabricados de manera industrializada, en contraposición al tradicional ladrillo macizo de confección artesanal largamente utilizado y aún vigente en muchos emprendimientos.

En la construcción es muy común ver los ladrillos huecos utilizados para cerramientos de espacios, pero existen otras variantes que aportan soluciones para otro tipo de demandas.

Acontinuación un breve repaso de lo que ofrece el mercado ladrillero en la actualidad y para qué sirve cada uno de ellos:

• Ladrillos termoeficientes
Los ladrillos termoeficientes logran la máxima performance en aislación térmica, mediante la incorporación de más celdas aislantes al producto.

Dentro de sus beneficios se puede mencionar que la mayor cantidad de celdas aislantes hacen que conserven la temperatura de los ambientes más estable, consumiendo menos energía en climatización gracias a su diseño con cámaras de aire que permiten el corte del puente térmico, reduciendo el flujo de calor o frío.

El ladrillo hueco suma rapidez a la construcción por su gran volumen.

• Ladrillo doble muro
Especiales para utilizar en paredes de cerramiento exterior.
Su diseño crea cámaras de aire que permiten el corte del puente térmico. Estos productos le confieren al muro excelentes propiedades aislantes y de inercia térmica, de acuerdo a las nuevas normativas al respecto.

• Ladrillos portantes
Los ladrillos cerámicos “portantes” a tubos verticales son utilizados en la ejecución de los llamados muros portantes, es decir aquellos que son capaces de tomar y resistir las solicitaciones provenientes de las losas y techos de entrepisos de construcciones de una o más plantas.

Su resistencia mecánica es suficiente para soportar su propio peso más cargas de pisos superiores.

El ladrillo portante es recomendado para la realización de proyectos sin la necesidad de realizar estructura independiente al cerramiento.Garantiza velocidad de ejecución y, bien utilizado, mayor aislación térmica frente a los ladrillos tradicionales.

• Ladrillos de cerramiento
Los ladrillos huecos de cerramiento, también denominados ladrillos de tabique, son ideales para dividir ambientes y para la ejecución de cualquier tipo de muro no portante, tanto divisorios como para fachadas.

Hay de distintas medidas para cubrir las demandas constructivas.

Se utilizan para la construcción de muros a los que no se les transmiten cargas provenientes de todas las estructuras resistentes (vigas y columnas) de hormigón armado.

Permiten la ejecución de cualquier tipo de muro no portante para cerramientos o tabiques divisorios.

• Ladrillos de techo
Este tipo de ladrillos se los utiliza junto con viguetas de hormigón pretensado para la construcción de losas de entrepisos y techos. Se fabrican en varias medidas que se adaptan al correspondiente cálculo estructural.
Utilizándolos combinados con viguetas pretensadas de hormigón armado, permiten la materialización de forjados para losas de techo y entrepisos.
Son ladrillos utilizados en la ejecución de “losas” simple y doblemente nervuradas.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Distintos tipos de ladrillos huecos para la construcción