Inflación, Messi e incertidumbre: los motivos detrás de la suba del Dólar Blue

La escasez de divisas sigue siendo uno de los principales problemas estructurales de la economía argentina. En un escenario signado por las restricciones cambiarias y con un mercado paralelo acotado, movimientos pequeños de la oferta y la demanda mueven rápidamente la cotización. 





El tipo de cambio paralelo se aceleró fuerte en los últimos días. En la jornada de hoy ya llegó a los $318, con lo que la suba del dólar Blue ya acumula $28 en lo que va del mes de noviembre. El principal interrogante es cuáles son los motores que mueven el precio de la divisa en el tramo final de 2022.

El gobierno busca por todos los medios evitar una brusca devaluación del tipo de cambio oficial, consciente del duro golpe que eso significaría en materia inflacionaria, y más tarde sobre el poder adquisitivo del salario en pesos.


El último episodio de zozobra cambiaria se vivió en el mes de junio, y finalizó con la salida del ex Ministro de Economía Martín Guzmán. Ya con Batakis al mando del Palacio de Hacienda, el precio paralelo de la divisa alcanzó su récord llegando a $350 en los primeros días de julio.

El Dólar Soja implementado por Sergio Massa y el conjunto de medidas que apuntaron al fortalecimiento de las reservas del Banco Central, trajeron tranquilidad, y la cotización se derrumbó hasta llegar a los $270 el 5 de septiembre.

Con tal antecedente, la fuerte suba que experimenta el Blue en estos días, es la mayor en tres meses, y las luces de alerta ya se encienden tanto entre los operadores financieros, como en el equipo económico que conduce Massa.

Lo primero que hay que señalar al indagar en los motivos que mueven la cotización, es que el Dólar Blue a $318 es un 58,6% más caro que hace exactamente un año, cuando cotizaba a $200,5. En pocas palabras, con una inflación acumulada del 88% en los últimos 12 meses, la cotización del Dólar Blue ha crecido un 30% menos que el resto de los bienes y servicios de la economía durante el último año.

Al ser un mercado chico e informal, pequeños movimientos de oferta y de demanda pueden incidir fuerte en el precio. Mientras no desaparezcan las restricciones que generan la escasez, la tendencia natural es que tarde o temprano el precio tienda a subir.

En otras palabras, el precio del Blue está verdaderamente atrasado. Si la cotización del paralelo hubiese seguido la misma tendencia que señala la inflación, el precio del Blue debiera rondar hoy los $376. Significa a la vez que existe un amplio margen para que el tipo de cambio paralelo mantenga una tendencia al alza.

Un segundo factor es sin lugar a dudas el escaso volumen que se opera en el segmento cambiario paralelo. Al ser un mercado chico e informal, pequeños movimientos de oferta y de demanda pueden incidir fuerte en el precio. Esta característica se potencia cuando existen restricciones para el acceso al billete en un escenario de «exceso de demanda»: mientras no desaparezcan las restricciones que generan la escasez, la tendencia natural es que tarde o temprano el precio tienda a subir.


La ilusión de ver a Messi campeón


El Mundial 2022 es sin duda un enorme catalizador para la suba de la cotización paralela. Se estima que entre 30.000 y 40.000 argentinos han viajado a Qatar soñando con ver a Messi levantar la Copa del Mundo.


Anticipándose a ello, el gobierno estableció el llamado «Dólar Qatar» que suma al precio un 25% extra a cuenta de Impuesto a los Bienes Personales, cuando el gasto de los argentinos en el exterior supera los u$s 300. De esa forma, el precio del Dólar Qatar se calcula tomando el Dólar Oficial y sumando un 30% de Impuesto País, un 45% a cuenta de Impuesto a las Ganancias y un 25% a cuenta de Impuesto a los Bienes Personales.

Ilusión. Miles de argentinos viajaron a Qatar para ver a Messi y se volcaron a la compra del dólar paralelo.

En base a este cálculo, los argentinos que viajaron a ver a Messi y gastan con su tarjeta de crédito en el exterior deben pagar un Dólar Qatar de $344,5. Con una cotización paralela que hoy se ubica en $318, quienes viajan al Mundial prefieren volcarse al Blue pagando casi un 10% menos. Ello sin duda presiona sobre la cotización.

El último factor a tener en cuenta es la política. La incertidumbre que reina en los mercados, las cadenas de producción y los agentes económicos en general, tiene exclusiva relación con la impotencia del gobierno para dar señales de certeza acerca del rumbo político. La última ronda de canje de deuda en pesos alcanzó un nivel de renovación menor al esperado, y esos pesos que «quedan sueltos», van a parar al Blue. A su vez, el mercado observa que desde hace al menos cinco semanas el Banco Central se encuentra en posición «vendedora» y ya ha cedido más de u$s 1.400 millones entre el mes de octubre y lo que va de noviembre.

En un ambiente signado por la incertidumbre y por la acelerada pérdida de valor del peso, el dato es clave: aumenta la cantidad de operadores que desea quitarse los pesos de encima y escasea la cantidad de operadores que desea desprenderse de sus billetes verdes.

Dato

$376
Lo que debería valer hoy el Dólar Blue si hubiese seguido el último año la misma tendencia que el Índice de Precios al Consumidor de Indec.

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Inflación, Messi e incertidumbre: los motivos detrás de la suba del Dólar Blue