Edersa: la discusión por la tarifa generó un vínculo diferente con el gobierno de Río Negro

El pedido de aumento permitió ver cambios en la relación de la distribuidora eléctrica con el poder político provincial. Carreras dijo ayer que el incremento es preciso para mantener el nivel de inversiones.

La rigidez que predominó años atrás en el vínculo entre el gobierno de Río Negro y la empresa Edersa parece haber mutado hacia otro escenario. Ayer, después de la audiencia pública en la que la distribuidora de electricidad pidió un aumento del 81% en su tarifa, las reacciones dentro del oficialismo provincial no fueron uniformes.

La gobernadora, Arabela Carreras, dijo que el incremento de la tarifa de Edersa es preciso para evitar el desfinanciamiento del sistema eléctrico y para mantener el nivel de inversiones. Aclaró, de todos modos, que es una suba que se otorgará, en caso de superar el análisis técnico, durante los próximos seis años.

Esa postura se ubicó lejos del rechazo planteado el lunes por el intendente de Viedma y exvicegobernador, Pedro Pesatti, quien expuso en la audiencia y sostuvo que la compañía pretende cobrar más por su "falta de inversión" y "pérdida de calidad del servicio".

En un punto intermedio se posicionó la titular del Ente Provincial Regulador de la Electricidad (EPRE), Isabel Tipping. "En principio, ese pedido parece exagerado, pero vamos a ver los números finos, los estamos trabajando", indicó la funcionaria a cargo del organismo que deberá resolver la respuesta a la distribuidora.

El deterioro en la relación entre el gobierno y Edersa se profundizó durante la gestión de Alberto Weretilneck, con multas millonarias, críticas públicas y un pedido de intervención judicial, en un período en el que sobrevoló la idea de una revisión del contrato de concesión.

Carreras se mostró recientemente lejos de esas tensiones. Además de restablecer el diálogo, hace una semana la mandataria protagonizó el acto de inauguración de las nuevas oficinas de la empresa en Los Menucos.

Ayer, en Bariloche, la gobernadora habló sobre el pedido de incremento tarifario y dijo que todo "está en una evaluación técnica", dijo primero la gobernadora, en alusión al EPRE.

"El porcentaje que se está estimando hoy es en un lapso de tiempo muy grande. Se irán otorgando pequeños escalones con miras a no desfinanciar el sistema y seguir con el plan de obras", agregó para aclarar que el pedido de la empresa es para el quinquenio 2021-2016

"Es sólo sobre un componente de la tarifa", añadió para enseguida aclarar que el costo laboral corre por cuerdas separadas ya que puede trasladarse a la tarifa sin necesidad de esperar el período de cinco años que marca la ley.

El EPRE "va a evaluar cuánto se le otorga de acá al 2026, es progresivo", dijo Carreras ante una pregunta de RÍO NEGRO.

"Se van a ir otorgando pequeños escalones para no desfinanciar el sistema y mantener el nivel de obras", aseguró.


Comentarios


Edersa: la discusión por la tarifa generó un vínculo diferente con el gobierno de Río Negro