El azote del temporal

En apenas media hora, un fenómeno similar a un tornado derribó árboles, voló techos y dejó sin luz Valle Medio, Río Colorado y Catriel. Para hoy se espera otra tormenta.



#

De raíz. En Choele Choel, el viento castigó todo a su paso. No hay cuadra en la que no se vean los destrozos que provocó la fuerte tormenta. (Foto: Daniel Agostinelli)

Furia natural

Con ira. Un fenómeno similar a un tornado se ensañó ayer al atardecer con Catriel, Río Colorado y toda la región de Valle Medio. A su paso dañó unas 70 casas, voló el techo completo de una escuela, derribó árboles de raíz, tiró postes de teléfono y dejó sin luz y agua a buena parte de la población de esas zonas.

La furia del viento, que tuvo ráfagas de más de 100 km/h y comenzó a las 19:30, duró apenas media hora en Valle Medio, para dejar luego paso a una intensa tormenta que se extendió por toda la noche. Pero ese lapso de tiempo le bastó para sacudir nuevamente la ya golpeada producción frutícola, que había padecido el granizo el miércoles. En las chacras de la zona se calculaban ayer pérdidas de entre el 80 y 90%. Y además afectó a la floración de los frutales más tardíos y complicó de modo considerable al sector tomatero.

10 familias de Choele Choel perdieron prácticamente todo. Hay 200 damnificados.

En Río Colorado, donde las pérdidas ya eran casi totales por los anteriores temporales, los productores frutícolas recorrieron ayer a la mañana los cuadros frutales y sólo encontraron más peras y manzanas tiradas en los cuadros.

En esta ciudad el panorama era desolador. El viento había volado los techos de dos viviendas y la estructura completa del salón del Club Juventud Unida. La colonia frutícola de Juliá y Echarren y el barrio de Juventud fueron los que más padecieron el temporal

Una escuela secundaria de Darwin perdió por completo el techo.

70 casas sufrieron daños materiales. Una escuela quedó sin techo.

En Valle Medio, Darwin parecía ayer la más afectada. A los estragos del viento y el temporal, se le sumaba ayer que no había agua. En el resto de las ciudades, recién a las 16 comenzó a restablecerse el servicio eléctrico.

Desde anteanoche, los operarios de Edersa, personal de Bomberos y de la municipalidad se abocan a las tareas recuperación de los servicios esenciales y ayuda a los evacuados. En Belisle y en Luis Beltrán, ayer sólo quedaban sin energía las zonas rurales.

Aplastado. Las raíces se desprendieron y el tronco cayó sobre el auto.

80-90% es el cálculo de las pérdidas de los productores frutícolas del Valle Medio.

Ante la magnitud del desastre, el gobernador Alberto Weretilneck y algunos ministros recorrieron la zona de Valle Medio y comprometieron el envío de chapas, tirantes y otros materiales para la reconstrucción de los techos que se volaron.

De todos modos, como para hoy se esperan nuevas tormentas eléctricas, e incluso granizo, en Valle Medio se organizó un comité de crisis para analizar los pasos a seguir y las medidas a tomar, sobre todo con respecto a las familias que sufrieron daños materiales. Uno de los grandes inconvenientes de anteanoche fue que, tras las voladuras de los techos, cayó una intensa tormenta que mojó el interior de las viviendas.

Un tinglado completo se desprendió en Catriel.

Ayer los vecinos demostraron su solidaridad con los damnificados. Y aun cuando no había buena comunicación por la falta de energía y caída de postes telefónicos, se organizaron para ayudar a quienes lo necesitaban.

Aunque el temporal tuvo mucho menor magnitud en la zona del Alto Valle, hubo de todos modos algunas consecuencias posteriores al paso del viento.

En Roca hubo una larga sequía en las canillas y múltiples cortes de luz durante la jornada, que en algunos sectores de la ciudad se extendieron hasta pasadas las 2 de la madrugada de ayer. Desde la empresa Aguas Rionegrinas se indicó que los problemas en el servicio se debieron a la interrupción del servicio eléctrico. En tanto desde Edersa señalaron que, debido a los intensos vientos, se vio afectado parcialmente el suministro de energía en Roca y Cervantes.

Los pronósticos no parecen dispuestos a dar tregua: para hoy se esperan nuevas tormentas.

Datos

10 familias de Choele Choel perdieron prácticamente todo. Hay 200 damnificados.
70 casas sufrieron daños materiales. Una escuela quedó sin techo.
80-90% es el cálculo de las pérdidas de los productores frutícolas del Valle Medio.

Comentarios


El azote del temporal