El bienestar de la digestión, un método tan novedoso como importante

El médico gastroenterólogo de Cipolletti, Facundo Pereyra está convencido de que muchas de las dolencias están relacionada con el mal funcionamiento de los intestinos. Tras años de investigación y estudio, elaboró un programa medicinal propio.

“El impacto del intestino permeable se percibe en cualquier parte del cuerpo, no solo en nuestro aparato digestivo”, asegura Pereyra.

“El impacto del intestino permeable se percibe en cualquier parte del cuerpo, no solo en nuestro aparato digestivo”, asegura Pereyra.

Después de muchos años de investigación y de clínica, el médico grastroenterólogo Facundo Pereyra, de Cipolletti, está convencido de que muchas de las dolencias se originan en el mal funcionamiento del intestino. Y de que hay maneras, sencillas, de revertirlas.


Él mismo promueve un método para el buen funcionamiento del aparato digestivo. El programa se llama MDB 15 (Medicina Digestiva del Bienestar), está patentado e incluye tres pilares de dieta basados en la eliminación, suplementación y gestión del stress: meditación, gratitud y ejercicios.

Facundo Pereyra estudió medicina inspirado por la pasión de su padre, Juan Carlos Pereyra, un reconocido médico cirujano y gastroenterólogo, pionero de esa especialidad en la región y primer endoscopista en la Patagonia.

“Es un médico siempre atento a la salud de las personas que no encontraban respuestas en sus tratamientos. Con gran curiosidad, estudiaba para entender y ayudar a sus pacientes”, comenta Facundo Pereyra, a RÍO NEGRO. “Mi viejo es una apasionado lector, y fan de la medicina que, aún hoy, con 82 años estudia 2 horas por día en los bares de Cipolletti y Neuquén”, comenta emocionado y agrega: “fue él, el que me despertó la chispa. Se compra todos los libros de medicina común y alternativa. Eso le abrió la cabeza”.

Después de 14 años de formación médica, Facundo regresó a Cipolletti y se sumó a la investigación que su padre llevó adelante por años, para tratar de dar soluciones a esos pacientes con dolencias digestivas y extradigestivas que vivían mal, pero acostumbrados a tratamientos tradicionales . “Así fue como nos encontramos con la teoría del Síndrome del Intestino Permeable, y descubrimos que hay soluciones alternativas que complementan a la medicina tradicional”, explica el profesional.

2 de cada 10 argentinos tienen problemas en el intestino que le generan un mal funcionamiento del sistema inmunológico.


Continuando el legado de su padre, desde hace más de 12 años el especialista incorpora a la práctica las herramientas de la medicina complementaria, en especial de la medicina funcional de E.E.U.U. “Descubrí, por ejemplo, que un intestino sano, con su microbiota (conjunto de bacterias que viven en el intestino, en una relación de simbiosis tanto de tipo comensal como de mutualismo) en equilibrio, es fundamental para aliviar enfermedades crónicas, como por ejemplo cefaleas, excemas, fatigas, colon irritable, fibromialgia y enfermedades autoinmune como el Hashimoto y otras”, indica Pereyra, que es médico ad honorem en el Hospital de Cipolletti, donde atiende una vez por semana , además de las consultas presenciales en la clínica y las endoscopías altas, y tratamiento ambulatorio de hemorroides, que realiza.

El programa que trabaja, “el MDB15, está patentado y estamos haciendo una investigación científica para publicar nuestro método y nuestros hallazgos”, afirma a RÍO NEGRO.

Para entender cómo se produce este síndrome es fundamental conocer algunos conceptos médicos básicos, aclara el doctor.

“En las paredes del intestino -explica- se encuentra la mayor parte de nuestro sistema inmunológico que son las células que nos defienden ante los ataques de los invasores externos. El intestino funciona como un tubo o una cinta transportadora de los alimentos y la materia fecal. En este tubo existe una capa interna llamada mucosa que funciona como barrera y que controla lo que se absorbe a la sangre. Esta capa mucosa, que es ultrafina y delicada, está constituida por una única capa de células unidas por estrechas redes intercelulares y funciona como filtro: deja pasar lo bueno (nutrientes) y no permite el paso de lo malo como toxinas o alimentos mal digeridos”.

“Mi viejo es una apasionado lector. Aún hoy, con 82 años estudia 2 horas por día”, dice Facundo.


En algunas personas genéticamente predispuestas bajo ciertas circunstancias, esta función de barrera se ve alterada volviéndose el intestino hiperpermeable. Esto provoca el paso “masivo” de elementos “ tóxicos y alimentos mal digeridos, al torrente sanguíneo del intestino donde están las células de la inmunidad”. Estas responden a este “ataque crónico” generando una reacción inflamatoria en cadena que puede afectar a todo el organismo. Al conjunto de signos y síntomas producidos por ese estado se le denomina Síndrome de Intestino Permeable.

Estos estudios llevaron al experto a diseñar un programa práctico y sencillo y al alcance de todos para “resetear” o recuperar la plenitud del aparato digestivo.

Según el profesional, ni el score ni el MDB 15 pretenden reemplazar la atención médica. Es una herramienta orientativa.

El programa MDB 15 tiene su versión gratuita en Facebook MDB15, y también tiene su versión arancelada. De lo recaudado, el 15 % es destinado de manera quincenal a gente con necesidades, comedores y ONGs, según explica el doctor.


Causas



El Síndrome del Intestino permeable tiene causas varias y simultáneas. El 60% de los pacientes que consultaron responde que los síntomas comenzaron luego de alguna crisis vital, que generó trastornos emocionales, angustia o stress. En segundo lugar, las personas atribuían la aparición de los síntomas a los malos hábitos alimentarios crónicos (comer poca frutas y verduras, y en su reemplazo exceso de azúcar y harinas refinadas, alcohol o alimentos procesados).

Por último, notaron un alto uso de antibióticos y analgésicos, cambios hormonales como embarazo o menopausia y haber pasado por alguna cirugía, por ejemplo de vesícula.


Un poco de historia



Facundo Pereyra regresó a Cipolletti tras cumplir dos residencias en la Clínica Médica del hospital de clínicas de Buenos Aires, y la de gastroenterología en el hospital nacional de gastroenterología Bonorino Udando.

Ya en ese momento, su padre afirmaba tener resultados increíbles que podían ayudar a revertir el colon irritable, y también las cefaleas con un abordaje exclusivo alimentario. Con el tiempo, Facundo se sumó y perfeccionó sus conocimientos sobre otras medicinas y abordajes como naturismo y medicina funcional.


Síntomas y sistemas que pueden afectarse



Cabeza: cefaléa, visión borrosa, neblina mental, aftas, congestión nasal crónica y dolor en los ganglios del cuello.
Cuerpo: distensión abdominal, reflujo, dolor articular, muscular, hormigueos en los miembros, retención de líquido, erupciones, acné, cándidas en mucosas, fascitis plantar.
Sistema inmunológico: Infecciónes a repetición, candidiasis, fatiga crónica, enfermedades autoinmunes.
Sistema respiratorio: Asma , tos crónica
Sistema endocrino: Síndrome premenstrual, dificultad para bajar de peso.
Sistema nervioso: Ansiedad, depresión, síndrome de las piernas inquietas.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


El bienestar de la digestión, un método tan novedoso como importante