El Bolsón: recorrió el mundo bailando tango con una muñeca

Lo de Natalia Villanueva es la danza pero no dio con el compañero ideal para desarrollar su arte. Incorporó la actuación, interpretó al varón y con una caricatura de mujer logró componer una escena única.

De El Bolsón al mítico Parakultural de Buenos Aires y a Europa y Japón, para regresar a la comarca andina. Foto: gentileza

De El Bolsón al mítico Parakultural de Buenos Aires y a Europa y Japón, para regresar a la comarca andina. Foto: gentileza

Es neuquina pero se crió en El Bolsón. Fue una de las precursoras de la fusión entre el tango y el teatro. Al no poder encontrar un compañero de baile, Natalia Villanueva se disfrazó de varón, diseñó una muñeca y compuso una interpretación teatral que la llevó a recorrer festivales de Japón, Europa y Estados Unidos.

Fuimos pioneros de la nueva ola de tango que llevó el teatro al escenario. Soy bailarina pero poco a poco, fui sumando la parte teatral”, señaló esta mujer de 46 años.

Luego de estudiar teatro en Buenos Aires, decidió volver a El Bolsón pero se dio cuenta de que no había tangueros con quien bailar. “Desesperada por bailar, surgió la posibilidad de crear una muñeca. Me disfracé de varón porque en el tango es quien lleva a la mujer. Me compliqué un poco al tener que ponerme bigotes y sacándome los tacos que tanto adoraba”, reconoció risueña.

De esta forma, puso en marcha una interpretación teatral que resultó, de alguna forma, una parodia. En una breve coreografía, esta bailarina contaba breves historias de amores y desamores de las parejas atípicas del tango. “Plasmé todo lo que viví en Buenos Aires desde un lugar sociocultural en un número que bailaba con la muñeca. Era mi visión femenina del tango”, señaló.

Villanueva decidió llevar su espectáculo a Chile y a Buenos Aires. “Muy tímidamente llegué con mi valijita y la muñeca en el baúl y hubo como un boom. En un principio, pensé: o me aman o me odian. Yo hacía de mi arte una manera de pensar pero fue muy bien aceptado”, relató.

¿Qué pasó con los milongueros porteños? Villanueva aseguró que “a través de esa pequeña obra de teatro, se rieron de sí mismos. Y a través del Parakultural, me fui haciendo conocida en las milongas. En plena crisis de Menem, no quedó otra que empezar a bailar en los semáforos”. Sin embargo, a los tres días de trabajar en la calle, la contrataron para participar de un festival en Japón durante un mes y medio, en teatros para 2.000 personas.

“Los japoneses son muy fanáticos del tango. Lo cierto es que nuestra expresión facial, nuestra mímica los cautivó. Era muy divertido lo que sucedía con el público en esos teatros. Bramaban”, dijo Villanueva. Poco después, llegaron dos giras por año por varios países de Europa e incluso fue contratada por una milonga en Estados Unidos. La mujer también logró llevar su espectáculo a Brasil y Costa Rica.

Estación Alemania

El combo de tener más trabajo sumado al deseo de conocer otras culturas hizo que durante dos años se estableciera en Leipzig, en Alemania, donde produjo una ópera tango llamada “Alicia, a través del espejo del tango” (Alice through the tango mirror).

La obra “sin texto” contó con la participación de siete artistas de diferentes partes del mundo. “Fue muy intenso y hermoso porque abrió la creatividad –describió la artista–. La música era original, creada para la pieza fusión tango jazz, por Cristian Walter y Fabrizio Nigris; la historia se basó en Alicia a través del espejo, de Lewis Carrol. Un laberinto como el humano con sus pasiones”, resumió.

En ese momento, Villanueva sintió la necesidad “de raíz” y optó por regresar a El Bolsón. Cambió sus viajes en avión por hacer dedo para dar clases de tango en todos los pueblos de la comarca donde ofreció cursos, organizó festivales y hasta participó de shows de stand up con temáticas locales.

“Fui necesitando otras formas de manifestarme, fui buscando formas de evolucionar, rehacerme. Siento que mi voz cuenta mundos. Mis mundos, otros mundos”, señaló.

En algunas semanas, Villanueva volverá a su primer amor ya que fue convocada a un festival en Carmen de Patagones, junto a su muñeca. “Se trata de un movimiento cultural que fusionará juegos y teatro el 1, 2, 3 y 4 de abril”, contó entusiasmada y admitió que su próximo sueño es recorrer en una trafic todos los pueblos de Río Negro, llevando teatro.


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Comentarios


El Bolsón: recorrió el mundo bailando tango con una muñeca