El cianuro, la sustancia temida



El cianuro es un término genérico para un grupo de elementos químicos que contiene carbono y nitrógeno. Los compuestos cianurados pueden ser naturales o manufacturados. El natural es producido por ciertas bacterias, hongos y plantas, como mecanismos de defensa (mandioca, cerezas, almendras, damasco, lentejas, aceitunas, sorgo y soja, entre otros alimentos). Los manufacturados son el cianuro hidrogenado, el de sodio y el potásico.

El hidrogenado es un gas incoloro con olor a almendras, tóxico y letal si se ingiere o inhala. La mayor parte que se libera accidentalmente se volatiliza en la atmósfera donde es rápidamente diluido o degradado por los rayos ultravioletas.

El cianuro hidrogenado es la forma básica a partir de la cual se derivan otros compuestos y se produce en el mundo entero a partir de sustancias como el amoníaco y gas natural. La producción anual mundial es de 3.000.000 de toneladas.

Solamente un 8% se convierte cianuro de sodio para su utilización en el procesamiento de metales. Este permite la efectiva y eficiente extracción del oro y es uno de los reactivos químicos que disuelve oro en agua y por razones tanto técnicas como económicas es la sustancia seleccionada para recuperar el oro de los minerales.

Se utiliza desde 1890. En el mundo, en los últimos 50 años, sólo existen antecedentes de cuatro derrames de diques de cola que contenían residuos cianúricos: en Nicaragua, Australia, Rumania y Bolivia. En tres de ellos se logró la mitigación o desaparición de los restos de cianuro en menos de una semana y en el caso de Rumania no se pudo lograr el mismo éxito a raíz de la alta carga de metales pesados que llevaban los residuos, pero no por efecto de los compuestos cianúricos.

Si bien no existe “riesgo cero” y pese al bajísimo índice de accidentes que se ha registrado, la industria minera ha reconocido a nivel mundial la genuina preocupación de la comunidad por los riesgos ambientales que trae aparejado el uso y manejo del cianuro.

Su compromiso es procurar que sea manipulado en forma tan responsable y segura como sea posible en todas las etapas de los procesos productivos. Este fue asumido en mayo de 2000 en un taller que tuvo como corolario el desarrollo del Código Internacional de Gestión de Cianuro para la Fabricación, el Transporte y el Uso en la Producción de Oro, del que participaron referentes del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Consejo Internacional de Metales y el Medio Ambiente. JAM

Nota asociada: Esperanza y temores en la Región Sur por el futuro minero  

Nota asociada: Esperanza y temores en la Región Sur por el futuro minero  


Comentarios


El cianuro, la sustancia temida