El debate por las concesiones hidroeléctricas llegó al Congreso

Un grupo de legisladores de Juntos por el Cambio presentó un proyecto de ley para controlar la finalización de los contratos. Propone crear un consejo asesor especial y un cupo de energía para el desarrollo de la región.




La iniciativa plantea crear un consejo asesor plural, con representantes de las provincias, Nación, organismos de control y universidades.

La iniciativa plantea crear un consejo asesor plural, con representantes de las provincias, Nación, organismos de control y universidades.

El debate por el destino que tendrán las represas hidroeléctricas del Comahue y el país llegó al Congreso. La diputada nacional por Río Negro Lorena Matzen presentó un proyecto de ley por medio del cual no solo se propone crear un consejo asesor para analizar el estado y futuro de las represas sino también asignar un cupo de energía a las provincias generadoras para el desarrollo de proyectos industriales.

La iniciativa ingresó el martes al Congreso con la firma de otros diputados del bloque como Francisco Sánchez, Roxana Reyes, Gustavo Menna, Alfredo Cornejo, Héctor Stefani, Jimena Latorre, Jorge Rizzotti, Hernán Berisso, Diego Mestre y Omar De Marchi.

El proyecto de ley busca regular la reversión de las concesiones hidroeléctricas, dando prioridad a aquellas que vencen en 2023 y entre las cuales se encuentran varias de las centrales de la región.

Y enfatiza que en esa reversión el poder concede te debe pasar a las provincias involucradas, como titulares de los recursos hídricos que marca la reforma de la Constitución Nacional de 1994. 

La iniciativa plantea la creación de un consejo que participará en los estudios sobre las condiciones en las que se encuentran las represas, las inversiones realizadas y las por realizar.

Ese órgano será plural y se propone que esté formado por tres miembros designados por Nación, un representante de cada bloque del Congreso, uno por cada provincia involucrada, dos por las universidades y organizaciones no gubernamentales involucradas en la temática, tres por la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) y uno por el Organismo Regulador de Seguridad de Presas (Orsep).

Este consejo será el que nutra al marco regulatorio integral que deberá entre otros aspectos analizar el marco jurídico de las reversiones, las bases de las auditorías y las propuestas para la operación, administración y explotación de las centrales hidroeléctricas.

Un cupo para la región

Además, la iniciativa retoma el viejo proyecto de la Tarifa Comahue, pero esta vez plantea que se destine un cupo de la energía producida al fomento de industrias en la región.

Puntualmente la propuesta contempla que ese cupo sea no menor al 5% de la generación alcanzada, que en términos de potencia instalada representa prácticamente el equivalente a la mitad de la energía que se consume en toda la provincia de Neuquén.

El objetivo de este cupo denominado de Incentivo para el Desarrollo Regional, es impulsar proyectos industriales y agropecuarios.

El proyecto plantea que el consejo asesor deberá comenzar a funcionar tras no más de un mes de sancionada la ley y tendrá un plazo de un año para entregar su trabajo final de forma de llegar con tiempo a la definición del destino que tendrán las represas luego del vencimiento de los contratos de concesión.


Comentarios


El debate por las concesiones hidroeléctricas llegó al Congreso