El déficit de la CEB llegó a los 163 millones de pesos

Lo informó el gerente general de la entidad, Federico Lutz. Explicó que ese pasivo corresponde al ejercicio anual, que cerró el 30 de junio de 2019. Lo cubren con aportes de 52.000 socios.



La CEB tiene 52.000 usuarios que pagaron en los últimos meses aumentos de hasta el 600%. (Foto: Alfredo Leiva)

La CEB tiene 52.000 usuarios que pagaron en los últimos meses aumentos de hasta el 600%. (Foto: Alfredo Leiva)

La Cooperativa de Electricidad Bariloche (CEB) cerró el ejercicio económico, que va del 1 de julio de 2018 al 30 de junio de 2019, con un déficit de 163 millones de pesos. Ese enorme pasivo se compensa con las contribuciones de los asociados, que se canalizan en un Fideicomiso de Infraestructura y en el Aporte Beneficio Cero.

Así lo informó ayer el gerente general de la CEB, Federico Lutz. Indicó que el déficit del ejercicio anterior, correspondiente al período 1 de julio de 2017 al 30 de junio de 2018, había sido de 137 millones de pesos.

La CEB cubrió esos dos enormes agujeros con dos fuentes de financiamiento, que salen del bolsillo de los 52 mil socios que tiene la cooperativa, que presta el servicio en Bariloche, Dina Huapi y Villa Mascardi.

El incremento del Aporte del Beneficio Cero fue del orden del 600 por ciento desde junio de 2016 hasta la fecha. El aumento del aporte al Fideicomiso en ese mismo período superó el 1.500 por ciento.

En la factura del período junio de 2016 ese aporte figuraba como Resolución Asamblea 2006 y Resolución Asamblea 28 de junio 2013.

El Aporte Beneficio Cero lo deben pagar todos los usuarios. Foto: Alfredo Leiva.

Al observar una factura de un usuario residencial de un barrio del Alto de la ciudad esos dos ítems sumaban 62 pesos en junio de 2016 por un consumo mensual de 194 kilovatios. Para el Fideicomiso, que en esa boleta se indicaba como Resolución Asamblea 21 de julio 2014, el mismo usuario aportó 17,32 pesos.

Mientras que en julio de 2018, ese asociado del servicio pagó 125.52 pesos en concepto de Aporte Beneficio Cero por un consumo de 249 kilovatios. Y abonó otros 100 pesos para el Fideicomiso.

En el período julio de 2019, ese usuario consumió 260 kilovatios y aportó 372,44 pesos que fueron a la partida del Beneficio Cero y otros 278,30 pesos que destinaron al Fideicomiso.

Si tomamos como promedio esos aportes multiplicados por la cantidad de usuarios que tiene la CEB, advertimos que en julio recaudaron unos 19 millones de pesos para el rubro del Beneficio Cero y otros 14 millones para el Fideicomiso.

Solo la mitad del monto de la factura es por el servicio de luz.Foto: Alfredo Leiva

“Nosotros vamos a cerrar el ejercicio económico habiendo cargado las últimas inversiones con un déficit de 163 millones de pesos”, informó Lutz.
Explicó que ese déficit, “nosotros lo solventamos de dos formas: con aportes del Fideicomiso de Infraestructura, que representan 87 millones de pesos, en el período 1 de julio de 2018 al 30 de junio pasado”.

El resto del déficit, es decir, unos 76 millones de pesos, “se solventó con el Aporte del Beneficio Cero”.

Indicó que en el total del presupuesto anual ejecutado, que ronda entre los 1.300 y 1.400 millones de pesos, “nosotros necesitamos una asistencia del orden del 7 por ciento, que sería el déficit operativo real”.

Ingresos


Lutz aclaró que en los números del déficit económico no están lo que significan todos los costos impositivos.

Indicó que el 76,73 por ciento de los ingresos que percibe la CEB corresponden al servicio de energía, el 7,50 por ciento lo percibe por saneamiento, el 5,41 por ciento lo que recauda por alumbrado público, el 3,83 de los servicios sociales y el 6,53 por ciento por telecomunicaciones.
Mientras que por el lado de los egresos, Lutz indicó que el 76.38 por ciento se va en pagar la energía que distribuyen, el 10,63 por ciento en el saneamiento, el 4,02 por el alumbrado público, el 3,73, en servicios sociales y el 5,24 por ciento, en telecomunicaciones.

Recordó que el Fideicomiso se implemento y fue aprobado por asamblea a raíz del congelamiento tarifario, que hubo durante varios años en la gestión del gobierno nacional pasado. Aunque aclaró que el problema del sector energético argentino “es multicausal” y no se le puede atribuir a un solo gobierno.

Dijo que tiempo atrás hubo un congelamiento tarifario durante varios años y la tarifa de luz llegó a estar subsidiada hasta en un 67 por ciento. Todo eso generó una crisis en el sector.

Lutz dijo que la principal razón por la que aumentó la factura de luz , que pagan los usuarios, es por el incremento de los kilovatios tras la decisión de l presidente Mauricio Macri de eliminar los subsidios.

Subas


Indicó que la tarifa del kilovatio aumentó en un 600 por ciento en los años últimos a partir de esa decisión de Nación. Y eso se trasladó a las facturas de los usuarios de la CEB.

Consignó, a modo de ejemplo, que por el abastecimiento de energía la CEB le pagó en mayo de 2015 a Cammesa 1.987.658 millones de pesos, mientras que en mayo de 2019, le abonó 54.372.714 pesos, lo que arroja una suba del 2.736 por ciento.

En cambio, a Edersa le abonaron 397.942 pesos en mayo de 2015 y 2.054.938 pesos en el mismo período de 2019, lo que representa una suba del 516 por ciento. El IVA subió un 2.736 por ciento al comparar esos períodos.

Cuando se le preguntó si la CEB le cobra muy caro al usuario el kilovatio que compra en el mercado eléctrico, Lutz respondió que al aplicar un aumento mucho menor, después no hay fondos para pagarle al proveedor y eso genera una deuda.

“Nosotros estamos al día con nuestros proveedores, que es Cammesa; damos cumplimiento al ciento por ciento de nuestras obligaciones tanto fiscales como de control y laborales”, afirmó. Dijo que todos los ingresos de la CEB están regulados.

Lutz recordó que la asamblea dispuso un tope del 20 por ciento para el Aporte Beneficio Cero y el 25 por ciento al Fideicomiso a partir de plan de inversiones que se proyectó.

Aseguró que cada uno de los aportes “tienen un control por parte de los asociados por intermedio de los delegados”. “El control lo hace tanto quien conduce la CEB como la oposición”, enfatizó. Dijo que la diferencia entre el déficit del ejercicio julio 2017 - junio 2018, que fue de 137 millones de pesos, y el del ejercicio último, hay un suba de algo más del 16 por ciento. Yadvirtió que “la inflación anual acumulada superó ese porcentaje”.

"Esta gente está llevando a la Cooperativa al desfinanciamiento"

“A mí el déficit no me sorprende porque en la primera reunión del Consejo de Administración, que tuvimos en febrero, el gerente general, que es un empleado de la CEB, anunció que el déficit proyectado iba a rondar los 150 millones de pesos”, dijo el delegado por la oposición Luis Barrales.

Sin embargo, cuestionó la contratación de 15 personas que fueron designadas en varias áreas. “Esas quince personas representan el siete por ciento del total del personal de la CEB”, afirmó Barrales.

“Si hay un quebranto económico, no podemos seguir tomando personal en áreas que no son críticas como el del servicio de energía”, indicó.

“¿Qué es lo que agregó la CEB en beneficio del usuario para tener que tomar esta decisión de tomar personal cuando habíamos acordado un plan de contingencia?”, planteó el delegado de la Lista Blanca en el Consejo Directivo.

Estimó que esas contrataciones demandan una erogación mensual estimada de casi 600 mil pesos.

“Paralelamente, el AVC anuncia inversiones por 30 millones de pesos cuando el último balance arrojó 35 mil pesos a favor”, advirtió. Esa empresa depende de la CEB.

“Con las inversiones que hace la CEB no estoy en desacuerdo, pero está claro que sale del bolsillo de los socios”, señaló.

Barrales afirmó que en la medida “que esta gente siga conduciendo de esta manera la CEB la está llevando al desfinanciamiento”. “Porque para cubrir el déficit le seguimos sacando plata al vecino”, sostuvo.

“Si esto no cambia, cada vez se va a pagar más cara la factura porque el vecino es el que tiene que cubrir el déficit”, apuntó.

“El tema del talón B se regula de acuerdo a la pérdida que tenga la CEB”, afirmó. En el talón B de la factura están justamente los ítems correspondientes al Fideicomiso de Infraestructura y el Aporte Beneficio Cero, entre otros. “Sólo la mitad del costo total de la factura es por la energía”, observó.

“Si le faltan diez millones de pesos, lo dividen entre los 52 mil asociados y compensan la pérdida”, afirmó. “Así, todos manejamos una empresa si las pérdidas las paga el vecino”, opinó.

Admitió que “si eliminas el Beneficio Cero en unos cinco años la CEB sería inviable y desaparece”. Advirtió que “el déficit aumentó cinco veces en los últimos cinco años”.

Dijo que el Comité Ejecutivo de la CEB, que controla el presidente Jorge Perella, Dana Guzmán, Carlos Criado y Alejandro Pozas “toman las decisiones”. Dijo que la oposición no tiene representantes en el Comité Ejecutivo.

“Es una empresa con solvencia”

“La CEB es una empresa que se encuentra con solvencia en un contexto muy complejo frente a un gobierno provincial que está haciendo un plan estratégico eléctrico para la próxima década y un gobierno nacional que está redefiniendo las pautas del sector energético”, aseguró el gerente Luis Lutz. “Nosotros estamos en mejores condiciones para enfrentar ese desafío y tenemos como prioridad el tratar los planes de soterrado de las líneas”, agregó.

La semana pasada, la CEB fue el blanco de numerosas críticas por los cortes de servicio en numeroso sectores de la ciudad tras la intensa nevada.
“Creemos que en este momento de definiciones, uno de los temas que tiene que estar en la agenda son los planes de soterrado”, puntualizó Lutz.

Dijo que la inversión “hay que hacerla, el tema pasa por la fuente de financiamiento”.

Afirmó que la CEB puede encarar paulatinamente un plan de soterramiento de las líneas. Dijo que lo hicieron en el tramo que va desde el kilómetro 16 de la avenida Bustillo hasta el inicio del cerro Campanario. Otro soterramiento se hizo desde la central Cipresales hasta la calle Miramar. “Es un proceso complejo y tiene que haber acompañamiento del Estado y de los usuarios”, dijo.


Comentarios


El déficit de la CEB llegó a los 163 millones de pesos