El deslumbrante Jardín Botánico de Plottier, con jerarquía internacional

Está ubicado en la margen sur de la Laguna Elena. Se abrió en octubre del año pasado y ya forma parte de la red más grande de conservación de plantas en el mundo. Un predio de 4,15 hectáreas, con más de 100 especies, entre exóticas y nativas.





En la margen sur de la Laguna Elena, que oficia de un imponente marco natural, está el Jardín Botánico Ciudad de Plottier (JBCP), que se abrió al público en octubre del año pasado y es miembro ya del Botanic Gardens Conservation International (BGCI), la red más grande de conservación de plantas en el mundo. También forma parte de la red nacional. En Argentina hay 58 jardines botánicos, pero solo seis son parte de la organización internacional. Un espacio de la ciudad privilegiado para entrar en contacto directo con una diversidad de flora y fauna.

Ser miembro del BGCI, integrado por más de cien países del mundo, da ciertos beneficios tales como la posibilidad de capacitaciones, recursos para aprendizaje, poder acceder a bases de datos y financiación internacional.

“El jardín nunca es estático. Si uno viene siempre va a encontrar cosas diferentes. Por un lado, por los avances que se van haciendo y, por otro lado, por las variaciones estacionales y cada planta tiene su período de floración. Un poco más adelante se van a empezar a dispersar las semillas de los álamos, que es un evento interesante (es como una nieve botánica). Y empiezan a florecer plantas que producen perfumes, entonces uno puede sentir el aroma en la distancia”, describió el biólogo Hernán López, curador del JBCP e integrante del grupo de apoyo del sector de investigación en ecología de la Universidad de Flores (UFLO), acerca de cómo visitar el jardín es una experiencia única para todos los sentidos.

Al espacio que solo está a cinco minutos desde el centro de la ciudad se puede acceder por la Avenida Plottier y por el Camping Nepen Hué. Se trata de un predio de una superficie de 4,15 hectáreas.

Es un jardín en desarrollo. Van a encontrar un lugar natural con poca intervención, un sendero principal de dos kilómetros, un área que se está empezando a desarrollar, que es el arboreto andino patagónico, con plantas de El Bolsón, que se están adaptando a este clima y que ya están empezando a florecer (lo cual es un indicativo que se están adaptando). También hay anclado un mirador de madera en el marco de la Laguna Elena, que está en un 60% de la longitud del jardín, donde hay una gran biodiversidad de aves. En estos momentos están empezando a salir del receso invernal las plantas, brotando los sauces, los álamos, las hierbas”, expuso López.

El curador del lugar señaló que una de las funciones del jardín es la conservación in situ, sobre todo de especies endémicas (que crecen en un lugar).

“Neuquén tiene 166 especies endémicas, o sea que solo crecen en Neuquén. Nuestro objetivo es ir reproduciendo esas especies, y ser un lugar de conservación y reproducción. Entre ellas, por ejemplo, hay alrededor de 19 especies de orquídeas, que son poco conocidas, y uno de los anhelos, es reproducir alguna de esas especies para jerarquizar el jardín”, apuntó.

El mirador con una vista privilegiada. Es parte del recorrido obligatorio por el lugar. Foto Florencia Salto.

López indicó que hay registradas en el jardín más de 100 especies de plantas entre exóticas y nativas ( señalizadas e identificadas con carteles) y que parte de las acciones van orientadas a la conservación in situ (especies del lugar) y ex situ (de otras regiones). Entre los senderos se puede ver el arrayán, maitén, calafate, sauces, chacay, lengas, araucarias, ciprés de la cordillera, solanum, chinchin, grindelia, solo por mencionar algunas. Más una amplia variedad de álamos, arbustos y gramíneas.

“Se han plantado especies de Nothofagus, que son nativas del bosque andino patagónico y se van a ingresar esos datos a una base mundial”, destacó.

Sumó que una de las misiones del espacio es representar la flora nativa de Neuquén, “y se están incorporando diferentes plantas para formar la colección viva y hacer un banco de germoplasma”.

De hecho, López, tiene entre una de sus tareas, ser el encargado de la colección de plantas y de inventariarlas. Hubo donaciones de la organización “Semana del Árbol “ y del laboratorio INIBIOMA de Bariloche. Además de vecinos, que se sumaron también como voluntarios.

El lunes pasado, un incendio afectó un sector del JBCP. Por fortuna fue sofocado rápidamente por las dos dotaciones de bomberos que trabajaron en el lugar. El origen del fuego fue por causas humanas, aunque no se pudo precisar si fue algo accidental o intencional.

El sitio fue inaugurado en octubre de 2020. Foto Florencia Salto.

Una biodiversidad de fauna, sobre la laguna y al canto de las aves


Recorrer los senderos del jardín botánico, es a la vez una posibilidad para observar fauna de la zona, sobre todo con el avistaje de aves, y en ese sentido un lugar único es el mirador, emplazado sobre la Laguna Elena.

“La laguna es muy importante en todo sentido. Fue un antiguo brazo del río Limay, que se transformó en un humedal urbano. Y va a ser en el futuro un pulmón verde para la ciudad, en donde ayudará en muchas cosas, como mitigar el calor urbano. Y es un centro de diversidad muy grande. Tiene alrededor de 80 especies de aves y ocupa el puesto 38 en avistajes dentro de los puntos de la provincia, que son cerca de 200. Aparecen cinco especies de patos, gallaretas, macas, garza blanca, biguá, cisnes de cuello negro, benteveo y más”, informó el biólogo.

Con una simple caminata se puede detectar algún agujero que dejó algún pájaro carpintero, y con bastante facilidad verlo en persona y claro, escucharlo. Con un poco de atención y suerte, también se puede cruzar algún mamífero subacuático.


Un sitio para apropiarse de la ciudad y de sus lugares


“Es un lugar muy lindo para venir a pasear, a caminar. Vienen muchos vecinos de Plottier y de otras ciudades. Los objetivos del jardín son muchos: desde conservar las especies nativas, fines educativos, científicos, de investigación, pero en el fondo también sirve para que la gente se sienta identificada con la ciudad. Que se enamore del lugar donde vive, porque pensamos que es la única forma que lo van a cuidar. Plottier es una ciudad que creció muchísimo, que en diez años duplicó su población y la mayoría de los vecinos no son oriundos de la ciudad”, sostuvo Marcos García, gerente del Ente de Desarrollo Económico de Plottier (EDEP).

Desde el Ejecutivo local informaron que el JBCP es un proyecto desarrollado por el municipio local, con la coordinación del Ente de Desarrollo Económico de Plottier (EDEP), y el aporte del diseño original de la Universidad de Flores .
“Es algo incipiente. Un jardín botánico lleva 20-30 años en desarrollarse. Y estamos recién arrancando. Tratamos de cada mes haya algo distinto. Está semana van a llegar bancos. En octubre del año pasado se abrió al público. Ahí se colocaron las primeras especies y cada vez habrán más”, apuntó García.


Comentarios


El deslumbrante Jardín Botánico de Plottier, con jerarquía internacional