El existencialismo grotesco, en la Sala Saraco

La muestra de Alejandro Manríquez quedó inaugurada ayer en Neuquén.



#

El autor se mete con el hombre y su lucha por no desaparecer en el tiempo.

NEUQUÉN (AN).- Ayer, a las 20, en la Sala Emilio Saraco (Av. Olascoaga y vías del ferrocarril), quedó inaugurada la exposición “Existencialismo Grotesco”, del artista plástico Alejandro Manríquez, que podrá visitarse de manera libre y gratuita. Según Manríquez, las pinturas que componen esta muestra están caracterizadas por “atmósferas asfixiantes que se nutren de personajes exacerbados en sus movimientos y emociones, atrapados siempre en la acción de ir hacia lo que no revelado”. Así, “las imágenes representan al hombre en su lucha por no desaparecer en el inmenso tiempo. El ‘Instante Absoluto’ se trasforma en el refugio de la conciencia simbólica. Festejos dionisíacos y angustiantes encuentros nos llevarán a la verdad, que para cada observador tendrá un particular sentido”, anticipó el artista. Manríquez estudió en Buenos Aires Cine y Animación y realizó la Licenciatura en Artes Visuales en el Instituto Universitario Nacional de Arte “Pridiriano Pueyrredón’’. Durante ese periodo, continuó su formación en distintos talleres de dibujo y pintura y participó en diversas muestras colectivas. En el año 2007, se trasladó a la ciudad de Córdoba, donde dictó clases de pintura y trabajó como dibujante freelance para empresas de diseño del extranjero y como ilustrador en diversos medios gráficos nacionales, como Caras y Caretas y el diario Río Negro . También en Córdoba expuso sus pinturas de manera individual y grupal, mientras que en el 2009 regresó a Neuquén. Sus obras se encuentran integradas en distintas colecciones nacionales y también en el extranjero.


Comentarios


El existencialismo grotesco, en la Sala Saraco