El FMI envía ahora mensajes de acercamiento

"Estamos ansiosos por ayudar a la Argentina". Ana Krueger dijo que esperan la visita de Remes.



La subdirectora gerente del Fondo Monetario Internacional, Anne Krueger, aseguró ayer que el organismo está “ansioso” por ayudar a la Argentina a salir de la grave crisis económica.

El mensaje, más contemporizador, surgió luego de varios días de cruces calientes entre el Fondo y funcionarios de Duhalde.

El martes pasado, el director del organismo de crédito internacional Horst Köehler dijo que la Argentina “tendrá que sufrir” si quiere salir de la crisis, y desde el gobierno, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich retrucó horas más tarde: : “El FMI no nos puede decir cómo tenemos que sufrir.

Estos cruces, si bien espaciados, han sido una constante desde que Duhalde llegó al poder y anunció el fin de la alianza con el sector financiero para privilegiar de ahora en más a los sectores productivos.

Sin embargo, ayer, la relación pareció encauzarse tras el parte diario del FMI: “Estamos ansiosos por trabajar con ellos, ansiosos de poder ayudarlos y, por supuesto, deseamos ver una salida a la difícil situación argentina lo más rápido posible” afirmó Krueger.

Según informaron agencias internacionales, en declaraciones hechas en la ciudad japonesa de Tokio, Krueger sostuvo que el Fondo aguarda que el gobierno argentino presente lo antes posible un programa económico coherente, lo que permitirá iniciar las gestiones con la entidad para obtener una asistencia financiera.

En ese sentido, indicó que el organismo está esperando “que el proceso de planeamiento avance lo más pronto posible, que nuestros funcionarios puedan ser útiles a nivel técnico y que podamos lograr un programa bastante pronto”.

Krueger precisó que el gobierno argentino le transmitió al staff del FMI que “quieren finalizar la estructuración de un plan para presentarlo antes de iniciar las negociaciones formales” con el organismo internacional para obtener un paquete de ayuda.

Pese a manifestar la voluntad de auxiliar a Argentina para que salga de la crisis económica, la funcionaria no hizo mención al monto que estaría dispuesto a desembolsar el FMI al país.

Días atrás, Krueger calificó de “excepcionalmente alta” la cifra de 15 mil millones que el gobierno calcula necesaria para llevar adelante el plan económico que prepara, y afirmó que ese valor está “por encima” de lo que el organismo está considerando para Argentina.

Por otra parte, Estados Unidos anunció que no teme a un contagio argentino. Así lo aseguró el subsecretario del Tesoro estadounidense, Kenneth Dam.

Afirmó que el FMI “tomó medidas” para que Brasil no sea “víctima” de Argentina.

“El resultado es que hoy hay pocas pruebas de contagio en la crisis argentina”, dijo el funcionario en un discurso en Consejo de Asuntos Mundiales, en Washington. Por otra parte, ayer finalizó la visita de la misión técnica del organismo que desde el lunes estuvo analizando la marcha de las cuentas públicas y los lineamientos fiscales para armar el Presupuesto que sería enviado la próxima semana al Congreso.

Una vez definido el programa económico y terminadas las consultas con los especialistas internacionales que asesorarán al equipo económico la manera de reestructurar el sistema financiero, el ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, viajará a Washington a negociar con el directorio del FMI el paquete de ayuda que necesitará Argentina para llevar adelante ese plan.

Según estiman en Economía, el jefe de Economía estará viajando rumbo a la capital norteamericana a principios de febrero.

La subdirectora del Fondo dijo ayer el ministro de economía argentino ya comunicó al organismo su intención de viajar a Washington dentro de un par de semanas.

(Reuters, Télam y AR)

La deuda, bajo estudio

Nueva York.- La Asociación de Corredores de Bonos de Mercados Emergentes (EMTA) manifestó su oposición a la propuesta, canadiense y luego tomada por el FMI, de establecer un mecanismo internacional de quiebras para la deuda de las naciones.

Así lo hizo saber el presidente de la EMTA, Michael Chamberlain, durante una presentación en la ONU, donde está deliberando la reunión preparatoria de la Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo, a realizarse en marzo, en México.

Según se lee en una copia del discurso, obtenida por Télam, Chamberlain dice que la propuesta “se basa en la suposición de que los mecanismos existentes para resolver las crisis financieras soberanas no dan resultado debido a que las reestructuraciones soberanas” están expuestas a ser trabadas por un grupo minoritario de acreedores.

El dirigente aseguró que los mecanismos actuales, que son flexibles y pueden ser usados para cada caso individual, incluyen diversos enfoques que van desde las negociaciones formales con un comité de acreedores a las consultas formales o informales”.


Comentarios


El FMI envía ahora mensajes de acercamiento