El gobierno rionegrino recibe a Unter, pero no se sienta con UPCN

La reunión con el gremio docente será este lunes, con una agenda que incluye el tema salarial. Enojo en la conducción del personal civil, ya que denuncian "destrato".




En diciembre, Unter se encontró con la ministra de Educación, Mercedes Jara Tracchia. Foto: archivo.-

En diciembre, Unter se encontró con la ministra de Educación, Mercedes Jara Tracchia. Foto: archivo.-

El gobierno provincial abre una semana con final incierto, hablando de salarios con el gremio docente y a la expectativa de un primer mal trago. Pues, asomaron diferencias a último momento con la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN).

Por primera vez habrá este lunes una reunión institucional entre el gobierno provincial y la Unión Trabajadores de la Educación de Río Negro (Unter). La gobernadora Arabela Carreras estará frente a la secretaria general, Sandra Schieroni.

El encuentro se concretará a las 11 en la Casa de Gobierno, y en esa oportunidad se tratará a requerimiento de la organización sindical el tema salarios con la perspectiva de fijar fecha para entablar una futura reunión paritaria.

Integran la agenda el fondo habitacional para viviendas docentes creado por la Legislatura, la política educativa y la grave situación que atraviesa el Instituto Provincial del Seguro de Salud (Ipross), entre otros puntos.

La reunión forma parte de la agenda de trabajo propuesta por la Unter a la nueva ministra de Educación, Mercedes Jara Tracchia, en diciembre cuando se reunieron en la sede ministerial.

Por otra parte, el gobierno provincial debía recibir a las 17 a la UPCN. Sin embargo el ministro de Gobierno, Rodrigo Buteler, quien había convocado a un primer encuentro el último sábado al secretario general Juan Carlos Scalesi, decidió suspender el encuentro “hasta nuevo aviso”.

El cierre momentáneo de las puertas de la Casa de Gobierno obedecen - según entendió el líder sindical- a una publicación de RÍO NEGRO, donde queda al descubierto una diferencia entre ambos gremios.

Por ese motivo, y frente al “destrato hacia nuestros afiliados”, Scalesi decidió organizar reuniones por delegación sindical para luego confluir y definir en una medida de fuerza en todo el territorio provincial.

Calificó al portazo oficial como “otra vergüenza de funcionarios que acuerdan fuera de los ámbitos de lo que por ley corresponde”, a la vez que no ahorró críticas hacia el grave inconveniente que atraviesan los empleados públicos ante el retraso salarial de cara a la espiral alcista de la inflación.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El gobierno rionegrino recibe a Unter, pero no se sienta con UPCN