El perseguido en el centro de Neuquén es el asesino del zapatero

Nicolás Nuñez, el condenado por el homicidio de Fernando Gatti, intentó escapar de la policía neuquina cuando era trasladado a un consultorio para recibir atención médica.



Foto: Gentileza

Foto: Gentileza

Un condenado por homicidio intentó escapar de la policía en horas de la mañana de de hoy, cuando era trasladado a un consultorio para recibir atención médica. Fuentes judiciales confirmaron que se trata de Nicolás Nuñez, de 37 años, quien fue declarado responsable por el homicidio del zapatero neuquino Fernando Gatti, quien murió de un tiro el 21 de septiembre de 2017 en el barrio Belgrano de Neuquén.

El hecho ocurrió alrededor de las 9:30 en pleno centro de la ciudad, el hombre había sido trasladado desde la U11 de Neuquén hasta los Consultorios Huemul que dependen del Hospital Castro Rendón, ubicados en la calle Santa Fe al 350. Cuando lo estaban por bajar de la unidad de traslado, el sujeto escapó y corrió por unos 300 metros, hasta que fue alcanzado en la plaza Ministro González, frente a la Comisaría Primera de Neuquén.

En el camino y mientras la policía lo corría dando la voz de alto, un peatón trató de “taclearlo” contra una pared y no pudo, luego el prófugo continuó corriendo y en la esquina de Córdoba y Ministro González, chocó contra una mujer que salía desde el interior de un kiosco. La mujer, que estaba totalmente desprevenida de lo que ocurría, cayó al suelo y resultó lesionada, allí fue asistida por los dueños del kiosco y otras personas que transitaban por el lugar, quienes llamaron a la ambulancia del SIEN.

Sobre el hecho y sin confirmar la identidad del prófugo, el comisario inspector Néstor Ibáñez, director de Unidades de Detención de Neuquén, explicó que el hombre venía tramitando hace algunas semanas un turno para asistir al oftalmólogo y cuando obtuvo el permiso se montó el operativo de traslado, que se realizó esta mañana. Sobre el intento de fuga explicó que cuando llegaron al lugar de destino “se le retiró la traba a la puerta del móvil para que descienda, el interno le pegó una patada desde adentro y desestabilizó al efectivo. Descendió y empezó a correr, por unos 300 metros”.

Tras la aprensión de Nuñez se dio intervención a la fiscalía de Delitos Flagrantes. Además la policía denunció que tres efectivos resultaron lesionados en el episodio, el primero fue el policía que recibió el golpe de la puerta del patrullero quien “presenta un hematoma de consideración en la pierna. Tenemos otros dos efectivos que terminaron con excoriaciones producto de la captura del interno. Se dio intervención a la Comisaría Primera y a la fiscalía”.

El comisario solo confirmó que el sujeto tiene que purgar una condena por homicidio calificado, de 25 años, y que a raíz de su conducta, “es probable que pierda algunos beneficios, porque esto queda asentado en sus calificaciones”. Además podría enfrentar una acusación por intento de evasión.

Mató y durante un año no se supo nada de él

El 20 de diciembre de 2018, los jueces Carina Álvarez, Mara Suste y Mauricio Zabala, avalaron el acuerdo parcial y fijaron la pena de 25 años de prisión para Núñez, el responsable del asesinato del zapatero Fernando Gatti. El hombre fue acusado por el delito de homicidio en ocasión de robo agravado por el uso de arma de fuego en calidad de autor, el acuerdo fue porque ya había admitido su participación en el hecho.

Según la investigación de la fiscalía de Homicidios, Núñez se metió en el patio delantero de la vivienda de los padres de Fernando Gatti junto a otro hombre. Lo esperaron en el ingreso y cuando llegó, junto a su hermana y su abuelo, lo sorprendieron. Lo golpearon con un arma y le exigieron que entregara un bolso que tenía en la mano. Ante la imposibilidad de llevarse el bolso por la resistencia de Gatti, Núñez retrocedió hacia la reja por donde había huido su cómplice, volvió hacia la víctima y le disparó un tiro en el lado izquierdo del tórax, que le provocó la muerte horas más tarde.

Tras el hecho la causa llegó a ser archivada, porque pasó 11 meses sin ninguna pista de los posibles autores, pero la investigación se reflotó por la presión y el reclamo constante de los familiares de Gatti. El 15 de agosto de 2018 el caso fue reabierto y al día siguiente se ofreció una recompensa de 1.350.000 pesos. Finalmente el ocho de septiembre de ese año, con información aportada por un testigo, la policía realizó allanamientos y logró la detención del sujeto.


Temas

Neuquén

Comentarios


El perseguido en el centro de Neuquén es el asesino del zapatero