El hospital estará listo a fin de año

Es una de las obras más esperadas y que apunta a recuperar la importancia que tuvo la institución a nivel regional.




El nuevo hospital, una de las obras que más necesita la comunidad de Allen, estará listo a fin de año.

Para Mirian Morales, directora de la institución, el nuevo edificio representa un giro de 180 grados en comparación con la antigua construcción donde hoy se presta atención. “Ediliciamente estamos muy mal, por eso se construyó un hospital nuevo al 100%”, destacó la directiva.

“El personal va a trabajar con mayor comodidad. Hoy no tenemos calefacción en algunas habitaciones y esas cosas no las vamos a sufrir en el otro edificio. Vamos a mejorar la informática también”, detalló.

La directora señaló que se va a renovar el equipamiento en un 90% “desde la caja de cirugías hasta los ecógrafos”.

Sobre los médicos, remarcó que el objetivo es mejorar y reforzar las especialidades básicas. Asimismo mencionó que el hospital cuenta con especialistas.

El nuevo edificio tendrá una Unidad de Vigilancia Intermedia (UVI), lo que evitará derivaciones a sanatorios de otras ciudades.

Mirian detalló que en la guardia se atienden más de 200 personas por día y en los consultorios también. “Es la única institución que da respuesta en la ciudad ya que no hay clínicas ni sanatorios privados”, indicó.

Faltan médicos

A pesar de que la obra está a punto de culminarse, faltan médicos que atiendan en el nuevo edificio.La situación preocupa tanto a la directora del hospital como a la intendente Sabina Costa. “Tenemos un plantel pero no alcanza”, remarcó la jefa comunal.

En este sentido, hizo un convocatoria a profesionales de distintos puntos del país para trabajar en el nosocomio.

“Que vengan y se animen, en la Patagonia se vive bien y las temperaturas no son extremas y se tiene todo lo necesario. Necesitamos todo tipo de especialistas”, dijo Costa.

La intendente señaló que algunos médicos se van a jubilar y hacen faltan doctores generalistas para los centros de atención en los barrios.

La intendente detalló que el nuevo edificio tendrá 7.000 metros cuadrados. La obra está avanzada en un 70% y es financiada con el bono fijo de la renegociación de contratos petroleros.

La inversión para la construcción fue de más de 200 millones de pesos pero como los valores aumentaron “cuando finalice la obra, estará cerca de los 300 millones”, anticipó la jefe comunal.

Datos

En equipamiento para el nuevo edificio que tendrá ocho camas de terapia intermedia, dos quirófanos y una sala de parto se prevé invertir 30 millones de pesos.

Comentarios


El hospital estará listo a fin de año