El idioma alemán a la mano de todos

Laura y Augusto proyectaron un dispositivo digital para que los alumnos de la lengua germana puedan aprender la declinación de casos con mayor facilidad y en menor tiempo.



Los jóvenes buscan inversores para su proyecto.

Los jóvenes buscan inversores para su proyecto.

Laura Rodríguez es profesora de alemán y Augusto Montagna es ingeniero en sistemas. Dos carreras tan diferentes entre sí encontraron un punto en común.

Ambos están desarrollando una aplicación para que los alumnos de alemán puedan aprender con mayor facilidad y en menos tiempo las declinaciones de casos, es decir aquellos casos gramaticales donde un sustantivo se modifica según se asocie con un adjetivo u otro o un verbo. La aplicación funcionará mediante el uso de memotecnia. Está orientada al aprendizaje del alemán, pero puede aplicarse a otros idiomas también.

El proyecto surgió hace cuatro años. A partir de una práctica áulica con un método para aprender con memotecnia de colores. Vi que a medida que pasaban los años era muy efectivo y se aprende en un tercio de tiempo en comparación con los métodos tradicionales. Entonces me di cuenta que había que hacer algo para que esté disponible para todo el mundo. Surgió el proyecto de crear algo más grande y ahí apareció Augusto”, contó Laura.

Era necesario buscar nuevos métodos para aprender facilmente una de las partes más difíciles del alemán".

Laura participará del Congreso de Políglotas.

Augusto asesora a pequeñas empresas en desarrollo tecnológico.
“Cuando estás aprendiendo alemán, te encontráis con la parte más difícil que es la declinación de casos. Pero poder dar una herramienta que permita aprender con más facilidad tiene mucha utilidad. Es nuestro as de espadas”, dijo el ingeniero en sistemas.

Laura y Augusto aclararon que esta aplicación no es para aprender a hablar alemán, es un complemento para facilitar el aprendizaje de una parte de la gramática alemana. “Una vez que esté desarrollada la aplicación tenemos pensado incorporarle una suite para que se pueda aprender otras cosas relacionada con el alemán”, agregó Augusto.

También tienen pensado buscar firmar convenios con organizaciones que enseñan alemán para que en sus aulas los estudiantes puedan utilizar esta aplicación.

Laura pensó que la mejor manera para aprender la declinación de casos del alemán es potenciando una de las cualidades del ser humano que es su capacidad para memorizar asociando conceptos con imágenes. “Nos dimos cuenta de que no hay problemas que hayan trabajado sobre las formas de aprender y solucionen problemas específicos”, agregó.

Los jóvenes están participando del crowdworking La Cigüeña donde se capacitan en los últimos avances tecnológicos que les permite avanzar en el desarrollo de su aplicación.

El desafío mayor es a corto plazo. Laura viajará a Japón para participar como disertante del Congreso Internacional de Políglotas, donde presentarán la propuesta de la aplicación. Para Laura y Augusto es una oportunidad muy importante porque el congreso reúne a prestigiosos políglotas de todo el mundo, que podrían convertirse en potenciales inversores del proyecto neuquino.


Comentarios


El idioma alemán a la mano de todos