El norte neuquino también se luce de noche

Se realizó una nueva edición del trekking nocturno de Varvarco. Historia y aventura en cuatro horas y media de caminata.



#

El paisaje de cordillera es el punto de inicio para una caminata que llevará más de cuatro horas y que comienza con los últimos minutos de luz natural.(Foto: fotos: juan thomes )

Con una noche maravillosa se desarrolló este fin de semana una nueva edición del trekking nocturno “Camino a las estrellas” en Varvarco. Se trata de un circuito de 11 kilómetros que les permitió conocer a los más de 300 inscriptos los diferentes atractivos naturales de esa zona del norte neuquino. La caminata se vivió como una gran fiesta que dio comienzo muy temprano en la plaza central de la localidad y finalizó con un tradicional asado de chivito y música popular.

“Es un evento creado por los propios pobladores de Varvanco en conjunto con el municipio. Y al igual que otras actividades buscan dar a conocer la belleza natural de nuestro norte neuquino. Turismo y Provincia han tomado un gran compromiso de impulsar el crecimiento turístico de esta región y con ello también el desarrollo de la economía regional”, manifestó Marisa Focarazzo, ministra de Turismo de Neuquén.

El recorrido dio comienzo en “La Matancilla” ubicado a 15 kilómetros de Varvarco. El lugar tiene una gran historia y el origen de su nombre se debe justamente a la actividad que allí se realizaba. “En este sitio los crianceros acostumbraban a mataban animales salvajes y es por ello su nombre. Es una historia que está contada en las diferentes pinturas rupestres que se pueden encontrar en las cuevas”, contó un puestero que participó de la actividad.

En trekking contó con varías parada y las primeras de ellas apuntaron a contar la historia del lugar y la vida de las diferentes generaciones de crianceros. Allí Antonio Vásquez, nacido y criado en el lugar, relató el desarrollo de la actividad ganadera de su familia, que inició de la mano de su bisabuelo, cuatro generaciones atrás. Luego las más de 300 personas, entre ellas niños, conocieron las cuevas denominadas por los neuquinos “chenquel”, donde muchos años atrás vivieron algunos crianceros.

Otro de los atractivos fue el área de “Los Bolillos”. Se trata de una formación sedimentaria de millones de años que deslumbró a todos los caminantes. “Son enormes estructuras de ceniza volcánica compactada que llegan a tener una altura máxima de 50 metros. Su forma particular de cono fue moldeada por los fuertes vientos y lluvias”, comentó un lugareño.

Un hermoso laberinto de bolillos de varios metros de altura y un gran arenal, fueron parte del tramo final del recorrido.

Luego de cuatro horas y media de trekking los caminantes fueron recibidos con un riquísimo asado de chivito de sello neuquino en el puesto Granada La Romaza.

Para el cierre de la actividad músicos populares de diferentes puntos del norte de la provincia acompañaron las primeras horas del nuevo día con ritmos de cueca y chamamé.

Una travesía con paradas de descanso y contenido histórico.

En números

Final del recorrido con chivitos asados por los expertos del lugar.

“Fue creado por los propios pobladores en conjunto con el municipio. Buscan dar a conocer la belleza natural del norte neuquino”.

Marisa Focarazzo es ministra de Turismo
en Neuquén.

Datos

300
inscriptos entre mayores y niños tuvo el paseo. El paseo cuenta con cuevas, senderos y fenómenos geológicos.
11 km
de recorrido tiene la actividad que culmina con un asado y un festival de música tradicional para disfrutar y bailar.
“Fue creado por los propios pobladores en conjunto con el municipio. Buscan dar a conocer la belleza natural del norte neuquino”.

Comentarios


El norte neuquino también se luce de noche