El pez por la boca muere



En 2001, cuando el dos veces vice gobernador Bautista Mendioroz expresó su intención de ser candidato a gobernador, rápidamente el titular del Frente Grande, Alberto Weretilneck, se presentó en la Justicia Electoral para rechazar esa posibilidad. Avaló la acción declarativa de certeza -que había presentado oportunamente el ex senador Horacio Massaccesi- y calificó como ilegítima “la eventual candidatura de Mendioroz o cualquier ciudadano que pudiera estar en su situación jurídico-política-institucional”. Además, pidió al Tribunal Electoral que admita esa vía para determinar “la improcedencia de la postulación del vicegobernador Mendioroz para un nuevo período consecutivo posterior a los dos que lleva en forma consecutiva y por el camino de la reelección” .

Finalmente, la Justicia rechazó el intento de perpetuarse en el poder del vice gobernador radical. La Justicia garantizó la aplicación del artículo 175 de la Constitución provincial, cuyo espíritu es asegurar la alternancia en el gobierno, y sentó un precedente para el futuro. Ese futuro llegó, es hoy. Quien hace 18 años defendía el principio republicano de la alternancia, hoy quiere llevarse puesta la Constitución y llevarse puesto al pueblo de Río Negro para perpetuarse en el Poder. Según su criterio en 2019, él podría ser nuevamente gobernador, luego dos veces vicegobernador y nuevamente gobernador. Un absurdo, un disparate.

El desafío que tenemos este nuevo año es no volver al pasado, respetar la Constitución, y exigirle a la Justicia que impida que quien fuera dos veces en la fórmula para la gobernación, lo haga una tercera vez consecutiva. Lo mismo exigía Alberto Weretilneck, en 2001.

Sergio Blogna

DNI 33.033.661

En 2001, cuando el dos veces vicegobernador Mendioroz quiso ser candidato a gobernador el titular del Frente Grande, Alberto Weretilneck, se opuso.

Datos

En 2001, cuando el dos veces vicegobernador Mendioroz quiso ser candidato a gobernador el titular del Frente Grande, Alberto Weretilneck, se opuso.

Comentarios


El pez por la boca muere