El PRO persuade, pero aún no convence para la alianza con Sobisch

Radicales no están convencidos de la incorporación de un nuevo partido al espacio. Las conversaciones no están cerradas, pero niegan la posibilidad de una ruptura.




Son tiempos de definiciones electorales y hay espacios que tienen su estructura, su sello y sus acuerdos más firmes que otros. En el lote de los segundos está Juntos por el Cambio que, tras la pérdida de su principal líder en Neuquén, hoy se debate entre abrirle la puerta a Jorge Sobisch y su Democracia Cristiana o resolver candidaturas con los nombres que tiene.

El PRO es el principal motorizador de la incorporación del exgobernador a la alianza, pero sus socios locales todavía esquivan una definición para cerrar el trato. Desde la Coalición Cívica-ARI, la saliente presidenta a nivel provincial, Karina Montecinos, afirmó que la Democracia Cristiana “representa políticamente un partido con bases y conceptos extremos, donde el ser diferente es reprochable”.

“No coincidimos en no respetar los derechos amparados por leyes vigentes”, planteó. El partido renovó el mes pasado sus autoridades y ubicó a Valeria Todero como nueva titular en Neuquén, aunque sin que represente un cambio de línea.

El presidente del comité provincia de la Unión Cívica Radical, Juan Peláez, aseguró a Río Negro que no hubo “ningún cambio” respecto de las versiones que corrieron el último tiempo y tampoco en la postura que ya había anticipado el partido.

“No ha habido una instancia de debate formal, pero tampoco una propuesta de nadie. Son todos trascendidos”, aclaró el flamante conductor del partido, quien evaluó que la decisión de aceptar o no la incorporación debería ser decidida en el contexto de la Convención radical. “No veo que pudiera prosperar”, sostuvo.

Hablamos con el PRO. Estamos a la espera de que definan entre ellos la estrategia nacional que se refleja en las provincias”.

Gastón Sobisch, presidente del Partido Demócrata Cristiano.


Peláez insistió en que no ve “conveniente” cambiar la integración de la alianza para sumar a la Democracia Cristiana o a otros partidos que también están en línea para sumarse, pues recordó que “Juntos por el Cambio viene con una conformación histórica, con herramientas y principios en común que se sostienen desde la convención de Gualeguaychu de 2015 hasta acá”. “No veo conveniente una incorporación de último momento”, planteó.


Si bien no hay escenarios anteriores que puedan usarse para prever lo que pueda ocurrir este año en las elecciones nacionales, el último antecedente inmediato para Jorge Sobisch lo deja con casi 37.000 votos en apoyo a su figura. Fue en las elecciones de gobernador de 2019, cuando su estrenado partido obtuvo el lugar de cuarta fuerza y se hizo de tres bancas en la Legislatura. Hoy solo una, la de Carlos Coggiola, pareciera responderle en la estrategia de oposición dura al MPN.

Calendario

9 de junio
es el plazo para inscribir alianzas ante la justicia electoral, según el cronograma vigente.
8 de agosto
serían las PASO en todo el país, si no se postergan un mes como propuso la semana pasada el gobierno nacional.


Si bien un número como ese no alcanzaría para obtener uno de los tres escaños que se pondrán en juego para la Cámara de Diputados, en el PRO saben que una combinación de ese caudal con el sello de la alianza macrista podría asegurarse un lugar y, especialmente, evitar una división por cuatro.

"No lo veo conveniente. Juntos por el Cambio tiene una conformación histórica y principios en común que se sostienen del 2015”.

Juan Peláez, presidente del comité provincial de la Unión Cívica Radical.


El presidente del partido, Marcelo Bermúdez, se mostró hermético sobre el avance de las negociaciones y dijo que recién “en las próximas semanas”, comenzarán a trabajar en la política de alianzas. También descartó la posibilidad de un quiebre en caso de no llegar a un acuerdo. “Siempre vamos a trabajar para que Juntos por el Cambio siga siendo un equipo”, aseguró.

La Democracia Cristiana irá a las PASO con o sin acuerdo

El presidente del Partido Democráta Cristiano en Neuquén, Gastón Sobisch, indicó que solo con el PRO han mantenido conversaciones de tipo formal para avanzar en la ampliación de la alianza de Juntos por el Cambio.

El propio exgobernador Jorge Sobisch ya viene arengando su capital electoral para posicionarse como el mejor candidato posible para la coalición política y su figura tendría aval incluso en Buenos Aires. Se espera que la próxima semana aterricen referentes nacionales en la provincia para continuar los acercamientos.


Comentarios


El PRO persuade, pero aún no convence para la alianza con Sobisch