El semáforo de Nación se encenderá en rojo para Río Negro y Neuquén

Con base a los parámetros de la ley de Alberto Fernández, la región debería restringir más los horarios y los cierres de actividades económicas por casos y ocupación de terapia.

La circulación podría verse afectada si se aplican restricciones de acuerdo al proyecto nacional (Florencia Salto)

La circulación podría verse afectada si se aplican restricciones de acuerdo al proyecto nacional (Florencia Salto)

Los gobiernos de Neuquén y de Río Negro siguen atentos al tratamiento en el Congreso del proyecto de emergencia por el Covid-19 por sus implicancias en la Región. En principio, se espera el texto de la ley para determinar si su aplicación es automática o, por el contrario, si las provincias disponen de margen para sus encuadres locales. 

Un estricto delineamiento nacional derivaría en mayores restricciones en los principales conglomerados de Neuquén y de Río Negro. 

En sentido contrario, la administración de Arabela Carreras resolvió flexibilizar medidas en Bariloche y Dina Huapi, la única zona rionegrina con categorización de “alarma epidemiológica”. 

Por su parte, el proyecto del presidente Alberto Fernández también ubicaría a Neuquén en el estado de “alarma”, el de mayor riesgo y, por lo tanto, mayores restricciones a la economía y la circulación.  

La propuesta establece criterios para clasificar a los departamentos y aglomerados del país en cuatro categorías: “Bajo Riesgo”, “Mediano Riesgo”, “Alto Riesgo” o “Alarma epidemiológica y sanitaria". La medición a efectuar sobre cada uno considera la tasa de incidencia del virus sobre 100.000 habitantes en los últimos 14 días, la razón de casos de los últimos 14 días y el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva. 


Neuquén


Para que un departamento con más de 300.000 habitantes, como es el caso de Confluencia, sea considerado en estado de “alarma” debe tener una incidencia (casos confirmados en los últimos 14 días cada 100.000 habitantes) superior a 500 y una ocupación de camas UTI por encima del 80%. 

Si bien la provincia no desagrega por zona sanitaria o departamento este último dato, el total a nivel provincial es del 98%, por lo que está claro que en la capital y la zona de Confluencia el porcentaje más que supera el solicitado por el proyecto de ley. 

La incidencia de casos de los últimos 14 días en el departamento Confluencia, tomando los datos de nuevos contagios publicados en los partes provinciales, da como resultado 893, también por encima de los límites fijados en la norma. 

La condición de “alarma” induce a medidas de restricción más severas de las que actualmente rigen en Neuquén, cuyos departamentos Zapala y Confluencia, se venían categorizando como de “alto riesgo”. 

El proyecto indica que los gobernadores tendrán a cargo “disponer restricciones temporarias y focalizadas, en el ámbito de sus competencias y para la menor unidad geográfica posible”, adicionales a las previstas en el proyecto. 

 


Río Negro


Mientras tanto, el gobierno rionegrino evalúa el proyecto nacional de Emergencia Covid aunque, en principio, advierte que no plantea cambios importantes en sus actuales condiciones y confía que la futura norma no tenga implementación automática que le permita mantener sus criterios. Ese poder de maniobra que le posibilitó ayer flexibilizar las condiciones para Bariloche y Dina Huapi, incluso por encima del marco restrictivo del decreto nacional. 

Ese departamento es el único de Río Negro en el estatus de “alarma” mientras el de Roca -Alto Valle- y el de Adolfo Alsina -Viedma y Guardia Mitre- figuran de “alto riesgo”. El resto mayormente está en el rango de mediana. 

Las autoridades rionegrinas esperan la conclusión de la ley nacional ya que entienden que se dejará en las provincias sus encuadramientos. Esa aplicación era la preocupación de ayer de los senadores en el análisis de las comisiones. 

Actualmente, Río Negro ejerce esa autonomía en la fijación de sus limitaciones, como se evidenció en la ampliación de la circulación y aperturas comerciales en la región andina. Así, la gestión de Arabela Carreras reafirmó su lineamiento económico. 

El decreto N° 287 ya establece la categoría de “situación de alarma” para “grandes aglomerados urbanos, departamentos o partidos de más de 300.000 habitantes” “cuando la incidencia definida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100.000 habitantes sea igual o superior a 500 y el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva sea mayor al 80%”. 

En los 11 días de mayo, Bariloche registró 1.210 contagios aunque las altas que se dieron fueron mayores, llegando a 1.415. Los casos pasaron de 1837 el primer día del mes a los 1.647 del pasado martes. 


Cómo votarán los neuquinos


El plenario de comisiones que comenzó ayer a debatir la ley de Emergencia Covid dejó ver algunas, pero no todas las posiciones que llevarán los legisladores neuquinos al momento de votar el proyecto en el recinto.

La senadora del Frente de Todos, Silvia Sapag, ya había anticipado su aprobación al texto por considerar que la delimitación de criterios epidemiológicos permitirá que la población tenga “conocimiento de cuál es la situación de su lugar para ir tomando las medidas acordes a lo establecido en este proyecto”.

Desde el entorno del senador Oscar Parrilli también se indicó que votará a favor con el resto del bloque oficialista.

Por otra parte, la senadora Lucila Crexell, que integra el monobloque Movimiento Neuquino, siguió ayer las exposiciones del plenario pero no emitió opinión sobre la norma. La senadora suele evitar anticipar su posición sobre los proyectos antes de las sesiones y esta pareciera no ser la excepción.

En Diputados, ambos representantes del Frente de Todos se mostraron de acuerdo con la iniciativa. Guillermo Carnaghi evaluó que la iniciativa permitirá tomar medidas más “ordenadas y previsibles” y planteó que en Neuquén la ocupación de camas está al 98% y que el gobernador Omar Gutiérrez “no toma ninguna medida que contribuya a limitar los contagios”. “Es urgente que se adopten políticas más activas para cuidar a los neuquinos y evitar que el sistema de Salud se termine de colapsar”, dijo.

También Alberto Vivero evaluó que la ley “apunta a afianzar el rol del Estado en términos de cuidados colectivos y no busca coartar ninguna libertad”. “Va a dar un marco institucional para cortar de raíz con operaciones mediáticas y con la intromisión de la justicia como ocurrió con el último fallo de la Corte”, sostuvo.

La diputada Alma Sapag (MPN) no emitió aún un posicionamiento claro y, ante algunas consultas periodísticas esta semana, planteó la necesidad de “analizar la letra” del proyecto antes de dar una opinión concluyente.

Por otro lado, desde Juntos por el Cambio, los diputados David Schlereth y Francisco Sánchez anticiparon su posición con el comunicado del bloque PRO que plantea no acompañar “ningún pedido de superpoderes que va en contra de la Constitución, del funcionamiento Republicano y de las autonomías provinciales”.

El texto afirma que “la persistencia del gobierno en aprobar a cualquier precio sus caprichos degrada la democracia y coloca al país al borde de la dictadura”.


Cómo votarán los rionegrinos


El senador Alberto Weretilneck anticipó ayer su rechazo al proyecto de ley de Emergencia Covid que impulsa el gobierno.

El representante de Juntos Somos Río Negro expuso sus argumentos en la reunión conjunta de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Salud del Senado. “Los mismos remedios que se aplicaron en el 2020 no pueden aplicarse ahora”, dijo. “Esta ley no es un presidente y 24 gobernadores… este proyecto es consecuencia del fallo de la Corte”, interpretó. Por eso, sostuvo que “el momento exige un gran acuerdo entre el presidente y los 24 gobernadores”.

Una mirada diferente expuso Martín Doñate. “Hoy discutimos una ley que bajo ningún punto de vista contraría la Constitución Nacional”, aseguró.

Destacó que el proyecto “establece una clara categorización de supuestos de gravedad de la pandemia según las jurisdicciones” y dijo que “la delegación al presidente para tomar una decisión es mínima y, solo, en caso de extrema gravedad sanitaria”.

Además, mencionó que “se establecen en la ley plazos y extremos objetivos para profundizar o no las medidas y ello descarta la discreción del Poder Ejecutivo Nacional”.

Finalmente, la barilochense Silvina García Larraburu sostuvo que “desde el inicio de la pandemia el gobierno nacional se abocó a preservar la salud y la vida de los argentinos y argentinas”, afirmando que “todas las medidas que se tomaron se sustentaron en criterios epidemiológicos”.

“Asistimos a una segunda ola que se complejiza con el surgimiento y propagación de las nuevas cepas. No podemos ni debemos normalizar un alto número de muertes en el país”, dijo la senadora.


Qué actividades se restringirían


Reuniones sociales en domicilios privados, salvo para la asistencia de personas.

Reuniones sociales en espacios públicos al aire libre de más de 10 personas.

Centros comerciales, shoppings y ferias en lugares abiertos o cerrados.

Locales comerciales no esenciales entre las 19 y las 6 del día siguiente.

Locales gastronómicos (restaurantes, bares), entre las 19 y las 6 del día siguiente.

La práctica recreativa de deportes en establecimientos privados y de deportes grupales de contacto en espacios al aire libre.

Actividades de casinos, discotecas y salones de fiestas.

Realización de todo tipo de eventos culturales, sociales, recreativos y religiosos.

La circulación vehicular desde las 20 hasta las 6 del día siguiente.

Las clases presenciales con excepción de la modalidad de educación especial, en acuerdo con sus familias.

El proyecto indica que los gobernadores tendrán a cargo “disponer restricciones temporarias y focalizadas, y para la menor unidad geográfica posible”, adicionales a las previstas en el proyecto.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El semáforo de Nación se encenderá en rojo para Río Negro y Neuquén