Elecciones 2019: Cipolletti, donde prosperan las “terceras fuerzas”



Rodrigo Pérez*


Recuento de votos en las elecciones legislativas de 2017 en Cipolletti

Desde aquel levantamiento de la ciudadanía, conocido como Cipolletazo, frente al gobernador de facto Juan Antonio Figueroa Bunge, que había depuesto al intendente Julio Alberto Salto y pretendía intervenir el Municipio, la localidad de Cipolletti se erige como protagonista de la política rionegrina.

Aquí han predominado las terceras fuerzas con el Partido Intransigente en alianza con el justicialismo para ganar la intendencia en 1987, luego el Movimiento Patagónico Popular logrando varias bancas en la legislatura provincial, más tarde el Frente Grande con sucesivas victorias y por último el triunfo de Cambiemos en la última elección. Hace 24 años que terceras fuerzas gobiernan la ciudad, desde aquí se buscó romper con la bipolaridad en Río Negro y hubo intendentes que llevaron adelante la conducción local del Municipio con fuerte ascendencia en la política provincial.

Tanto el peronismo como el radicalismo siempre miraron a Cipolletti: Julio Rodolfo “Rudy” Salto fue candidato a vicegobernador en la fórmula del Frente para el Cambio (ya había integrado el Frente en 1987), Julio Arriaga que había sido candidato a gobernador de Encuentro por los Rionegrinos, secundó a Miguel Pichetto en el 2007 y a César Barbeito, cuatro años después. Carlos Soria llevó como compañero a otro intendente de la ciudad, Alberto Weretilneck, sellando por primera vez en la historia rionegrina una fórmula integrada por dos candidatos del Alto Valle, algo que se repetirá ahora con la cipoleña Flavia Boschi, quien será la candidata a vicegobernadora de Lorena Matzen.

Surgimiento del Movimiento Patagónico Popular (MPP)

El Movimiento Patagónico Popular ocupó el segundo lugar de importancia, luego del Partido Provincial Rionegrino entre las fuerzas de origen provincial. Este partido liderado por Salto tuvo su núcleo originario de votos y dirigentes en Cipolletti.

Salto fue hijo del protagonista del Cipolletazo de 1969, nació en Cipolletti y fue concejal por el Partido Intransigente durante el período 1983-1987 -llegó a ocupar la vicepresidencia a nivel nacional-. Desde aquel año hasta el final de 1991 fue intendente de la localidad por el Frente para la Victoria (alianza entre el Partido Intransigente y el Partido Justicialista).

En esta ciudad han predominado históricamente los partidos que buscan romper la bipolaridad UCR-PJ. Ha dado dirigentes claves a varias fuerzas.

Luego sería candidato a gobernador logrando el tercer lugar en las únicas elecciones ejecutivas en las que el justicialismo bajó de la base del treinta por ciento de los votos, allí sería elegido legislador provincial hasta que competiría como candidato a vicegobernador en aquella elección que estuvo a poco más de 600 votos de lograrlo.

Poco antes nacía el Movimiento Patagónico Popular sobre la base de antiguos miembros del Partido Intransigente, del peronismo progresista, de radicales, de la democracia cristiana e independientes. El municipalismo, la reivindicación de lo local y el federalismo estaban entre los ejes de sus ideas. Hoy el MPP es parte de la alianza que gobierna la provincia en Juntos Somos Río Negro.

La elección del 2003

En el momento en que Néstor Kirchner ganaba en las localidades más importantes del país en Cipolletti se imponía Ricardo López Murphy, que contaba con el apoyo del intendente líder del Frente Grande y Encuentro por los Rionegrinos, Julio Arriaga, que en 1999 había sido reelegido con el 74% de los votos.

Muchos dirigentes que acompañaron aquella fórmula de Encuentro para los Rionegrinos integrada por Julio Arriaga y Graciela Di Biase tendrían un fuerte protagonismo en la política provincial unos cuantos años después. En el 2003 ingresaban a la Legislatura rionegrina producto de la excelente elección realizada por aquella fórmula: María Marta Arriaga, Luis Di Giacomo, Fabián Gatti, Magdalena Odarda (a los 3 meses de asumir, el 31 de marzo de 2004 creaba su propio bloque con el partido ARI) y Carlos Valeri.

Ese año era elegido intendente de Cipolletti el actual gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck.

Peso en la elección provincial

Si bien falta todavía para la elección municipal, previamente será clave el caudal de votantes de la ciudad en la disputa provincial. Como vimos en todas las elecciones anteriores, se disputaron los decisivos votos de esta región.

Cipolletti representa un padrón de alrededor de 70.000 electores que ya tiene fechas de elecciones definidas para elegir gobernador el 7 de abril, intendente el 23 de junio y finalmente diputados, senadores nacionales y presidente el 27 de octubre.

El domingo siete de abril, cuando se decida quién será el próximo gobernador de Río Negro, este electorado tendrá un peso importante en los resultados finales y hacia allí mirarán los candidatos para contar los votos de los electores cipoleños.

*Analista político


Comentarios


Elecciones 2019: Cipolletti, donde prosperan las “terceras fuerzas”