Elecciones en Viedma: los candidatos fijaron sus prioridades en un debate casi sin cruces

Los seis postulantes participaron de la exposición en la UNRN, anticipando la elección del próximo domingo.



Fotos: Pablo Leguizamón

Los enfoques y las prioridades para Viedma concentraron el debate de los seis candidatos a intendente, que competirán de la elección del próximo domingo.

En cada intervención, los postulantes se enfocaron en sus lineamientos y los cruces entre ellos casi no existieron.

El debate, organizado por la UNRN, se realizó el viernes en el hall del Campus, con mucha concurrencia. Tuvo tres bloques temáticos. El cuarto se destinó a preguntas, pero sólo se realizaron dos mientras cuatro postulantes optaron por no interrogar a sus pares. Tampoco usaron las posibilidades de replicas, salvo en dos ocasiones. En los cierres pautados, los partícipes se ocuparon de los agradecimientos y las arengas finales.

Las arremetidas se dirigieron al candidato del oficialismo provincial y de Juntos Somos, Pedro Pesatti, que se ajustó a su discurso y al tiempo. El radical Mario De Rege, de Somos Viedma, lo cruzó por sus análisis del estado del municipio, y el vicegobernador aclaró sus dichos, aprovechando el espacio para hablar de la planta depuradora.

En el bloque de consultas, la justicialista Evelyn Rousiot, del Frente de Todos, lo interrogó por qué, desde su cargo provincial, no había alentado soluciones para Viedma (para el “Archivo Histórico, o las cloacas”) y así “no defendió a Viedma”. Fue en el único momento donde Pesatti se mostró incomodo, replicando que ocupa un cargo provincial y que su gobierno volcó, en cinco años, inversiones por tres presupuestos municipales. Volvió también sobre la planta depuradora, afirmando que es la segunda ejecución del Castello más costosa después del Gasoducto.

Matias Chironi, del Frente Encuentro Progresista y Popular, arremetió contra Pesatti con una inquietud de las mujeres de su fuerza, según dijo y leyó. Fue en un enfoque crítico de la defensa de ellas por parte del gobierno provincial, tras lo cual, el vice se concentró en sus acciones y defensas a partir de un eventual gobierno municipal. Antes Chironi también recurrió a una réplica a una medida de De Rege, planteando la demora de la cesión de un predio de parte de Nación que el candidato radical ahora ofrece para 3000 lotes. El ex vice aceptó este atraso por la burocracia argentina.

Anteriormente, los candidatos aprovecharon sus exposiciones y plantearon sus estrategias discursivas. Abrió Roy Rowe, del Partido Unión Patria. Lanzó ideas, como resolver los problemas de la basura, las calles, los perros, los desagües cloacales y también habló de un banco municipal. Además abordó la situación municipal y entendió que financieramente está bien.

En ese primer bloque, siguió el legislador Mario Sabbatella, del Partido Alternativa y Recuperación (PAR). Sorprendió al exhibir imágenes para contrastar la Viedma de la promoción turística de la otra realidad: la “de la basura”, de “las calles” o “de los derrames cloacales”. Propuso un gobierno de “energía y ganas”, y anunció 3.500 lotes sociales, usando 18 hectáreas reservadas inicialmente para el Enrepavi. Adelantó una cuadrilla permanente para reparaciones y políticas para incentivar el desarrollo del Turismo y del Idevi.

Rousiot, del Frente de Todos, se focalizó en la situación nacional y se ancló a la fórmula de Fernández-Fernández. Recogió distintas preocupaciones locales pero machacó que la falta de empleo o de alimentos son los problemas “cuando uno ingresa a los hogares viedmenses”. Responsabilizó a la provincia y al municipio con esos resultados ya que “no salieron en defensa de la gente” frente a esas políticas de Mauricio Macri. Luego, entre sus propuestas, la concejala habló de un banco de tierras para loteos sociales y un centro de convenciones en El Cóndor para su promoción turística.

Luego, Chironi habló del “presente agobio” por la situación nacional y mantuvo su propósito de evitar propuestas. “El municipio no tiene recursos infinitos, no vamos a prometer cosas imposibles”. Planteó ejes como el protagonismo de la juventud, la identidad feminista y especial valoración del Concejo Deliberante. Anticipó la creación de las secretarías de la Juventud, de Género y Diversidad, Soberanía Alimentaria y Economía Social.

A su turno, De Rege resaltó hablar desde “dónde se parte”, destacando entonces la sólida situación financiera del municipio y el alto nivel de cobertura de servicios de Viedma. Lo ejemplificó con las “redes enterradas”. Propuso una “nueva etapa, con acción”, a partir de esa realidad aunque admitió que “hay mucho por mejorar”.

Consideró que la función del intendente es estar “en la calle” mientras prometió la solución de los “derrames cloacales”.

Por su parte, Pesatti se concentró en un lineamiento ideológico. Desestimó, por ejemplo, usar el término de gestión y habló de “gobierno” porque expresa una mirada política. Introdujo, en ese sentido, lo planificado y concretado con el gobernador Weretilneck en la provincia. Contó de su propósito de “transformar a Viedma”, que consideró “desorganizada” en su tránsito, basura, estacionamiento, perros, entre otros. Se propuso la necesidad de una “fuerte integración social y política” porque habló de una ciudad dividada por “muros invisibles”. El vice fue enfático, además, en el rol del intendente al entender que no debe “mezclarse con funciones que corresponden al gobierno nacional y provincial. Ya tiene muchas tareas que emprender”, resaltó.


Comentarios


Elecciones en Viedma: los candidatos fijaron sus prioridades en un debate casi sin cruces