Empieza el Mundialito con un estricto protocolo

El histórico certamen juvenil comienza hoy su 33ª edición solo con equipos regionales, en menos de la mitad de las sedes y sin público en las tribunas. La categoría 2008 será la principal.

Este año no habrá ceremonia inaugural y los equipos deben abandonar el estadio después de jugar. (Foto: Archivo Andrés Maripe)

Este año no habrá ceremonia inaugural y los equipos deben abandonar el estadio después de jugar. (Foto: Archivo Andrés Maripe)

En un escenario particular marcado por los protocolos para prevenir los contagios de coronavirus, el Mundialito empezará hoy su 33ª edición.

La pandemia llevó a que se reduzca la cantidad de participantes y sedes respecto a años anteriores. Los clubes y escuelas en competencia serán 130 (el año pasado fueron 200), sin equipos extranjeros y solo con regionales.

Las canchas que albergarán partidos pasaron de 13 a 6. Se jugará en General Roca, Allen, Luis Beltrán, Catriel, San Antonio Oeste y San Patricio del Chañar.

Las categorías van desde la 2004 a la 2014 y la 2008 será la principal. La actividad comenzará por la mañana y la final se disputará el miércoles 3 marzo a la noche en el Luis Maiolino.

El certamen estuvo cerca de ser suspendido, pero cuando empezaron a habilitarse los eventos de este tipo, la organización optó por realizarlo.

Los partidos serán sin público en las tribunas y no se realizará ceremonia de presentación. Esto llevó a las quejas de algunos padres y madres de los jugadores, que no tendrán permitido entrar a ver a sus hijos.

Ningún equipo concentrará en los estadios y tampoco podrán utilizar vestuarios. Los chicos deberán llegar cambiados y dejar las instalaciones 10 minutos después de terminar los encuentros.

Al ingresar se le tomará la temperatura y se le suministrará alcohol en gel a cada delegación. Se delimitará una entrada a la cancha diferente a cada equipo para evitar que se crucen.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Empieza el Mundialito con un estricto protocolo