En el 2020, el IPPV tendrá pocos fondos y entregará menos viviendas

Los envíos del FONAVI se deprecian: subieron un 41% en dos años y el costo de la construcción un 95%. El instituto tendrá un presupuesto menor al del 2019.



Río Negro empezará el próximo año con un bajo número de viviendas en construcción y una partida del FONAVI devaluada a la mitad en los últimos dos años. En conclusión, el IPPV entregará menos unidades en el 2020 y su política habitacional aparece como un claro desafío para la gobernadora Arabela Carreras.

La reacción estatal está atada al esquema nacional, bajo el anuncio del futuro presidente Alberto Fernández de un ministerio de Viviendas.
Mientras tanto, el primer acto público de Carreras -curiosamente- sería la entrega de 102 viviendas de San Antonio, programada para el 11 de diciembre.

Los cortes de cintas se espaciarán. El IPPV abrirá el año con un poco más de 1.200 en ejecución, algunas para el 2021, cuando cerrará el 2019 con 1.588 unidades distribuidas.

DATOS

2.331
millones de pesos es el presupuesto del IPPV para el 2020.
2.346
los millones de pesos de la partida de 2019 y ya se asignó 2.257 milllones.

Una muestra del declive está en el presupuesto. Su partida es inferior a la actual, que se inició con 2.346 millones (en octubre se comprometió 2.257 millones). Las erogaciones para el 2020 fueron fijadas en 2.331 millones.
La esperanza radica en la revisión nacional. En los últimos años, la administración de Mauricio Macri restringió planes y transferencias a las provincias. Se sostuvo el envío por ley -Fonavi- pero sus partidas se devaluaron, esencialmente por la modificación del cálculo.

Río Negro recibió en el 2017 unos 672 millones, en el 2018 alcanzó 739 millones y se proyecta para este año cerca de 955 millones (796 millones en octubre). En dos años, su evolución solo fue del 41%. La depreciación es evidente. El índice del costo de construcción en igual período subió un 95%.

El presidente del IPPV, Jorge Barragán recuerda su pedido en el Consejo Nacional sobre la restitución del cálculo original ya que los cambios derivaron en pérdidas para las provincias.

En ese cuerpo federal, recientemente, el funcionario habló de “aciertos -como el uso pleno del FONAVI para viviendas y la modernización de la base de beneficiarios (SIGEBE), pero insistió en el deterioro ”en territorio” frente a “la actualización de obras y la realidad de la demanda”.


Barrios cedidos frente aquellos en construcción


El IPPV concluirá el año con 1.588 viviendas cedidas, empujadas por la finalización de los planes federales de Techo Digno que le transfirieron los municipios.

El instituto insiste que se finalizaron a partir del financiamiento central de la provincia. Weretilneck presidió el viernes su última entrega en Allen. Quedan 102 en SAO y las 104 de Godoy para antes de fin de año.

En contrapartida, las ejecuciones serán algo más de 1.200, a partir de 1.823 registradas en julio y, luego, 609 fueron otorgadas o está por hacerlo. Sólo se dieron inicios menores, como una veitena en Roca.

El remanente está concentrado en Bariloche, con los Techo Digno cedidos por el municipio. Sólo se entregaron 53 de los 871 y unas 600 están concluidas pero faltan redes, con el histórico problema irresuelto del gas.


En la búsqueda de un presidente y la crítica al plan Camino a Casa


Después de cuatro años, Jorge Barragán dejará esta semana la presidencia del IPPV. Todavía se desconoce su sucesor.

La gobernadora Carreras y el ministro Carlos Valeri evalúan alternativas. Una opción sería el ex intendente Ricardo Curetti pero cayó en una ponderación más profunda por su proceso con la Justicia Federal por malversación de fondos de Nación enviados al municipio de Patagones, no rendidos y ejecutados parcialmente. La causa está para juicio, con procesamientos confirmados.

Persiste, además, una crítica al IPPV en referencia a planes propios. En el Parlamento, el legislador Raúl Martinez (FdT) reiteró su críticas por las faltas de recursos y de políticas. Enfatizó en el magro resultado, sin ejecución, de programa Camino a Casa, lanzado y promocionado en el 2018.


Comentarios


En el 2020, el IPPV tendrá pocos fondos y entregará menos viviendas