En medio de la pandemia, los despedidos del Sanatorio del Sol siguen sin trabajo

Son casi 60 trabajadores con experiencia laboral, que podrían ser incorporados en esta emergencia, planteó el delegado del sindicato de la Sanidad en Bariloche.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

El Sanatorio del Sol cerró  en forma definitiva a principios de enero pasado y dejó 108 personas sin empleo. (Foto Archivo)

El Sanatorio del Sol cerró en forma definitiva a principios de enero pasado y dejó 108 personas sin empleo. (Foto Archivo)

La crisis desatada por el brote de coronavirus podría abrir una oportunidad laboral para los extrabajadores del Sanatorio del Sol, que fueron despedidos hace casi tres meses, pero a pesar de las promesas, las opciones para ellos siguen cerradas.

El delegado del sindicato de Sanidad en Bariloche, Esteban Romero, dijo que existe un edificio listo para ser utilizado, con 30 camas de internación, donde funcionó el sanatorio fallido hasta el pasado 10 de enero “y también hay casi 60 trabajadores capacitados y en condiciones de empezar ya” a desempeñarse en el nuevo centro de salud.

Los trabajadores del Sanatorio del Sol hicieron numerosas protestas para evitar que cerrara esa institución. (Foto: Archivo)

Esa dependencia habría sido alquilada por otro sanatorio particular, el HPR, con la intención de montar allí una nueva guardia y servicios básicos de internación. Pero hasta ahora no hubo ningún avance.

Romero dijo que los extrabajadores siguen sin empleo y aquejados de las mismas penurias que los cuentapropistas y emprendedores cuya actividad quedó frenada por la cuarentena. “La diferencia es que se trata de mano de obra calificada, que podría cumplir una función esencial en el caso de que la enfermedad llegue también a Bariloche”, afirmó.

El Sanatorio del Sol quebró luego de una larga agonía y dejó a 108 trabajadores sin empleo. Una minoría logró nuevos puestos en el HPR, el sanatorio San Carlos, obras sociales sindicales y otros empleadores. Pero casi 60 de ellos -a pesar de las promesas- todavía no fueron reubicados, “siguen a la espera y no tienen ninguna novedad”.

Romero dijo que la solución “depende tanto del sector privado como del Estado”, que debería velar porque el sistema de salud de Bariloche no se deteriore. Según el dirigente, la salida de servicio del Sanatorio del Sol “dejó a la ciudad con 40 camas menos”. Calculó que en total Bariloche conserva “algo más de 200 camas de internación” en servicios de distinta complejidad.

Observó que “mientras se habla de improvisar lugares para alojar posibles infectados en el Ejército o en algunos hoteles, hay un edificio apto, que reúne todas las condiciones y es un desperdicio que esté cerrado”.

Insistió en que la salida “depende de una decisión política y empresarial”, y que la fuerte demanda de servicios de salud surgida en las últimas semanas genera “obvia expectativa y esperanza” entre los trabajadores.


Comentarios


En medio de la pandemia, los despedidos del Sanatorio del Sol siguen sin trabajo