En Río Negro, los docentes con dos dosis deben volver a las escuelas

Educación restringió las dispensas, reservándolas en casos graves de enfermedad. Solo un 10% de los 741 permisos actuales mantendrían la carga laboral en sus casas.

Educación limitó el permiso para que los docentes con enfermedad cumplan con su carga laboral en los domicilios y resolvió que deben concurrir a las escuelas quienes tengan el esquema completo de vacunación, es decir, las dos dosis aplicadas, que es la gran mayoría.

En principio, esta decisión determinaría que unos 600 docentes vuelvan a las aulas mientras cerca de 80 puedan continuar con las dispensas por sus patologías.

En el regreso, tras el receso escolar, Educación acotó la autorización de permisos del trabajo en sus viviendas para los inmunodeficientes, pacientes oncológicos y trasplantados. Antes, el criterio era general, a partir de “la presentación de la historia clínica y estudios complementarios que acrediten su encuadre en la resolución de Trabajo provincial”.

La flamante resolución N° 3799 de la cartera educativa afirma que los “dispensados” que ya tengan el “esquema de vacunación completo deberán cumplir con el débito laboral” en forma “presencial, con posterioridad a los 14 días de inoculada la segunda dosis”.

Hasta julio, el número de los docentes dispensados llegaba a 741 y, en principio, 78 seguirían con esa autorización porque presentarían aquellas enfermedades exceptuadas.

Otros 663 trabajadores deberían regresar a sus establecimientos, aunque inicialmente los consejos escolares están confirmando si disponen de las dos dosis y, en ese caso, notificarlos del cumplimiento de la reciente normativa.

En el inicio del año, las dispensas fueron temas de discusión en el seno del gobierno y, también, con la UnTER. El núcleo del debate radicaba en la cobertura del personal no asistente con otro nombramiento y su correspondiente costo. El gremio reclamó esa designación, posteriormente aceptada por Educación, con un previo rechazo de Economía.

Medio millar de cargos adicionales proyectan unos 25 millones mensuales en la masa salarial.

En marzo, la entonces resolución N° 1928, en el artículo N° 1 estableció que “los equipos directivos” y los ”supervisivos” se encargaban de analizar y definir “la necesidad institucional” el nuevo nombramiento “en pos de garantizar la continuidad pedagógica en la presencialidad”.

Con la nueva norma, Educación dispone la vuelta a los vacunados con las dos dosis y mantiene la autorización de labores en sus domicilios a quienes tengan “patologías de inmunodeficiencias, oncológicos y/ o trasplantados”. Se referencia en la resolución Nº 627/21 del Salud de la Nación, que precisa en esas categorías a las siguientes enfermedades: “inmunedeficiencias congénita, asplenia funcional o anatómica (incluida anemia drepanocítica) y desnutrición grave”, “VIH dependiendo del status”, “personas con medicación inmunosupresora o corticoides en altas dosis”, pacientes “con enfermedad oncohematológica hasta seis meses posteriores a la remisión completa”, “con tumor de órgano sólido en tratamiento” y “trasplantados de órganos sólidos o de precursores hematopoyéticos”.


Comentarios


En Río Negro, los docentes con dos dosis deben volver a las escuelas