Por la falta de gasoil podría haber un «barril plus» para el Escalante

Las petroleras y refinadoras analizan alternativas para aumentar la producción nacional del combustible. No descartan un pago de hasta 70 dólares para el crudo pesado que sea dejado en el mercado doméstico.

La tratativas encaradas entre las principales empresas productoras de hidrocarburos del país y las refinerías para buscar una forma de reducir los faltantes de gasoil que se están registrando en múltiples puntos del país podrían derivar en un desdoblamiento del precio que se abona por el barril de petróleo y generar una especie de «barril plus» para el petróleo de tipo Escalante que se deje de exportar para redireccionar a las refinerías.

Como anticipó Energía On, la semana pasada comenzó una serie de encuentro entre las compañías que fueron convocados por YPF. El primero fue el martes, cuando desde la petrolera se planteó la necesidad que tiene la firma y otras refinerías de contar con más petróleo para procesar, pero no de cualquier tipo, sino del tipo pesado como el Escalante que es que mejor rinde a la hora de procesar gasoil.

El segundo encuentro fue más acotado y se realizó el viernes pasado, ya con la agenda recalentada por la multiplicación de los faltantes de combustibles que no solo están generando la salida de unidades del transporte de pasajeros como se ve en la región, sino que ya comenzaron a generar inconvenientes en la columna vertebral del sistema de transporte del país, como es la distribución en camiones.

Si en la primera reunión YPF había solicitado a las productoras de petróleo como Pan American Energy (PAE), Tecpetrol, Pluspetrol y Vista que se deje una mayor cuota de petróleo en el país, en la segunda cita se avanzó en un punto en específico: que esa mayor cuota sea de petróleo Escalante.

El pedido picó casi directamente hacia PAE, la firma que opera el colosal Cerro Dragón y que normalmente exporta la parte de su producción que no procesa en su propia refinería con la que llega a las estaciones de servicio bajo la marca Axion.

La firma de la familia Bulgheroni acaba de ampliar la refinería de Campana que podrá procesar en breve 2.000 metros cúbicos más por día de petróleo, para llevar al máximo su capacidad de procesamiento.

Pero para PAE o cualquier otra empresa que opte por dejar parte de su producción en el país -se habló de una capacidad de procesar hasta 150.000 metros cúbicos más al mes- el cambio es malo, ya que en el mercado doméstico se abona un promedio de 59 dólares el barril, mientras que las exportaciones se ubican sobre los 100 dólares.

Pero no solo el cambio implica un menor precio y menos ingresos, sino también el no ingreso de dólares cuando más se los necesita para pagar las importaciones de gas.

Es por esto que en el encuentro acotado del viernes se abordó la creación de una suerte de barril plus, un adicional que elevaría hasta 70 dólares el precio del petróleo de tipo Escalante que adicionalmente se deje en el país, en especial para ser procesado por YPF pero también por otras refinerías como Trafigura y Raízen.

Según explicaron fuentes que participaron del encuentro, el objetivo de la petrolera de mayoría estatal es no aplicar un aumento general del valor que se abona en el mercado doméstico por el crudo, ya que eso podría más presión sobre el valor de los surtidores, sino que el plus solo se calcularía para esos barriles adicionales que se remitan para paliar la crisis del gasoil.

De acuerdo a las fuentes consultadas, hay acuerdo entre las empresas en avanzar hacia un mecanismo que permita sortear la crisis, después de toda la misma industria hidrocarburífera también necesita gasoil.

Sin embargo no faltaron los cuestionamientos hacia YPF, ya que si bien la petrolera de bandera concentra casi el 60% de las ventas de combustibles del país, se le endilgó parte de la responsabilidad de la crisis actual a raíz de la caída de la producción convencional y en especial del petróleo pesado que la misma firma registra.

La medida de un barril plus permitiría además morigerar el impacto que exportar menos Escalante promete generar en las economías de Chubut y Santa Cruz, habituadas a regalías que tienen un componente más alto por las exportaciones.

La negociación entre las productoras y refinerías se da ante el corrimiento que el gobierno ha optado por no intervenir en este punto, dejando a YPF como su representante, a pesar de ser una empresa con un 49% de integración privada.

Según se explicó, desde el año pasado las empresas optaron por emplear un sistema en el que se «autorregulan», permitiéndose exportar el 30% de la producción de cada firma sin la intervención del Estado ni de las mismas empresas bajo el sistema que se conoce como cruce de barcos, en el que las refinerías pueden objetar una exportación y pedir ese crudo para sus plantas.

«Nadie quiere frenar las exportaciones porque genera las divisas que necesita todo el sector para seguir creciendo», contaron desde una empresa desde la cual remarcaron que «el principal foco de atención hoy es el Escalante y PAE como su principal productor, porque el Medanito tiene cada vez más shale en su mezcla y que no es bueno para procesar gasoil».

Desde YPF se comunicó oficialmente la semana pasada que el gasoil para la cosecha fuerte que la Pampa Húmeda comenzará en breve está garantizada, pero mientras tanto en las provincias del interior los faltantes se hacen notar cada día más.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios



Llegaste al limite de notas permitidas en el mes

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora