Por la ola de calor, las usinas quemaron 250 millones de litros de gasoil en enero

La demanda del combustible para generación trepó un 215% en comparación con el año pasado y se disparó más de un 500% en los últimos dos años. La mayor demanda energética y la menor generación hidroeléctrica, las principales causas.




Las altas temperaturas que imperaron en el inicio de año no sólo condujeron a un nuevo récord histórico de demanda del país, sino que marcaron una disparada en el consumo de líquidos en las centrales térmicas para paliar esas necesidades que llevó a que en tan solo un mes se quemaran 250 millones de litros de gasoil.

De acuerdo al informe mensual que elabora la Compañía Administradora Mayorista del Mercado Eléctrico (Cammesa), la generación térmica fue la que dio el mayor auxilio a las necesidades de más energía del mes, elevando un 3,6% su producción en comparación con enero del año pasado y representando el 66% de la matriz energética del mes.

Pero esta mayor generación térmica marcó, como se mencionaba, una disparada en el uso de combustibles líquidos en las usinas de generación que no solo sigue haciendo cada vez más contaminante este tipo de generación, sino que en este mes de inicio del año dejó en claro un enorme crecimiento en el uso de estos combustibles en lugar de gas natural.

Enero 2022 se presentó una ola de calor caracterizada por su gran extensión territorial y temperaturas extremas, que si bien comenzó y se extendió desde el sur del país, a partir del día 10 de enero se instaló prácticamente en toda la zona centro y norte, manteniéndose por más de 10 días y prácticamente hasta terminar el mes en el noreste del país”, indica el informe de Cammesa.

Y agrega que “si comparamos las temperaturas de este año frente al mismo mes del año anterior, se observan mayores temperaturas en el interior del país, mientras que la temperatura media del Gran Buenos Aires fue levemente mayor respecto a enero 2021, en el resto del país las temperaturas en este año fueron superiores en más de 2 grados centígrados”.


Menos gas y más demanda de energía


Este aumento de la temperatura llevó a que la demanda residencial se incrementara un 13% en relación con enero del año pasado y elevara la demanda total del país en un 9,4%.

Buena parte de esta mayor demanda fue cubierta por la generación térmica que demandó de forma extra unos 6 millones de metros cúbicos equivalentes por día.

Pero precisamente, ese mayor consumo no surgió del gas natural “con un consumo de gas natural similar, en el orden de 53 millones de metros cúbicos día, la diferencia se ubica en el consumo de los combustibles alternativos, especialmente el gas oil, con un consumo de casi 250 mil metros cúbicos en enero 2022”, detalla el informe.

En realidad, el consumo de gas natural en las centrales térmicas bajó en enero en comparación con el mismo mes del 2021, un 0,72% siendo así el único combustible del segmento que tuvo una caída.

El uso del fuel oil creció un 3,8% y sumó 94.000 toneladas en el mes, 4.000 toneladas más que en 2021 pero un 347% más que las 21.000 toneladas de enero del 2020.

El carbón mineral también dio un salto y contribuyó a “ensuciar” la generación eléctrica, al trepar un 28,4% su uso en comparación con el 2021. En detalle se utilizaron 86.000 toneladas de carbón mineral en el mes, un 405% más que las 17.000 que se habían usado en enero del 2020.

El dato

509%
aumentó el uso de gasoil en las usinas de generación térmicas entre enero de 2020 y el mes pasado.

Pero sin lugar a dudas el gran salto estuvo en el uso del gasoil por el cual además se pagó en su importación cerca de 17 dólares para la equivalencia a un millón de metros cúbicos de gas.

En enero se utilizaron 250 millones de litros, un 214,9% más que los 79 millones de litros del 2021 y un exorbitante salto del 509% en comparación con los 41 millones de litros usados en enero del 2020.


Las causas del mayor uso de gasoil


La disparada del uso de gasoil en la generación térmica se debe además del incremento de la demanda energética que generó la ola de calor, a la menor generación de hidroelectricidad.

La sequía imperante en las dos principales cuencas generadoras, como son Comahue y el Litoral, marcó una baja del 17,1% en la generación hidráulica de todo el 2021, y enero no fue la excepción.

El detalle de Cammesa indica que en el primer mes del año, las centrales hidroeléctricas aportaron un 7,7% menos que enero del año pasado, acrecentando así la menor disponibilidad de esta energía.

En total, en enero la generación hidráulica -incluyendo los pequeños aprovechamientos- aportó 2095 GWh, esto es 168 GWh menos que los que se habían generado en enero del año pasado, y un 33,5% menos que los 3.152 GWh de enero del 2020.


Comentarios


Logo Rio Negro
Por la ola de calor, las usinas quemaron 250 millones de litros de gasoil en enero