Esquel: la tentación de una escapada perfecta entre alerces milenarios

A 42 km de Esquel, en el extremo noroeste del Chubut, un espectacular circuito te espera con eje en el Parque Nacional Los Alerces: combina un treeking inolvidable entre árboles milenarios con la adrenalina de las travesías en kayak, canopy a 100 metros de altura, bici en senderos de montaña y un viaje en la legendaria Trochita, entre otras propuestas con la Patagonia como mágico escenario.



Maravilla. La laguna El Antigüo y su color esmeralda en la excursión al glaciar Torrecillas en Esquel. Patagonia.

Maravilla. La laguna El Antigüo y su color esmeralda en la excursión al glaciar Torrecillas en Esquel. Patagonia.

A 42 km de la pintoresca ciudad patagónica de Esquel, en el extremo noroeste del Chubut se encuentra el Parque Nacional Los Alerces, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en el 2017 y candidato a una de las maravillas naturales del país. Y dentro de sus bosques, se encuentra una de las especies más longevas del continente: el imponente Alerce Patagónico. En la excursión se puede contemplar uno de sus ejemplares de más de 2600 años, cuya altura supera los 57 metros y su tronco los 2,20 metros de diámetro, el “Lahuán”. Este ícono perdura entre pares de antigua existencia junto con otros más jóvenes. Es uno de los grandes atractivos turísticos para los visitantes de este paraíso natural de 260 mil hectáreas.

Lahuan. Alerce de 2.600 años, 57 m de alto y 2,20 de diámetro.

El bosque. Una excursión en barco de 40 minutos por el lago Menéndez conduce hacia un bosque que se mantiene en óptimas condiciones con una especie estrella que se regenera, con exponentes antiquísimos (se estima que pueden vivir hasta cuatro mil años) y pequeños recién nacidos.

Y el más buscado entre los gigantes es el “Lahuán”, el abuelo, el que guarda toda la sabiduría. Así lo llamaban los nómades pueblos originarios. Solo crece un milímetro al año y su madera pardo rojiza tiene una muy buena resistencia a las inclemencias de la naturaleza en la selva valdiviana.

Senderos que invitan a descubrir el bosque.

Hay una historia detrás: con la creación del Parque Nacional Los Alerces, en 1945, se inicia un trabajo de protección global de los ecosistemas montañosos - lacustres de esta región: de especies arbóreas andinas como los coihues, cipreses, radales, maitenes, ñires y lengas.

Y también de animales autóctonos como el chucao, el carpintero gigante, el cóndor, el pato de los torrentes, el aguilucho y el zorzal patagónico, también algunos mamíferos como el puma, el gato huiña, el monito del monte, el huillín y el huemul completan el paisaje siendo el eje de fotos inolvidables. Villa Futalaufquen es el único asentamiento urbano del Parque.

La pasarela sobre el río Arrayanes.

La excursión al alerzal milenario es un trekking sencillo. Todo comienza junto al lago Verde (al que se llega en auto o en bus desde Esquel) por un sendero de 1500 metros hasta Puerto Chucao, en el lago Menéndez, para tomar una embarcación. En el Parque Nacional se practican además diferentes actividades: pesca deportiva, kayak, excursiones lacustres, senderismo y montañismo, entre otras. Hay servicios de alojamiento y gastronomía.

El glaciar Torrecillas y la laguna con bloques de hielo.

Glaciar Torrecillas. Tras partir desde Puerto Chucao y navegar por el lago Menéndez, se llega al pie de una imponente masa de hielo. Durante el recorrido se accede a puntos panorámicos desde donde se pueden observar las laderas boscosas y las cumbres cubiertas de nieve según el momento del año. Tras recorrer ambientes puros se llega a una bella laguna color esmeralda, en la que flotan los bloques de hielo que se desprenden del glaciar, que se congela en el invierno.

El hermoso color de las aguas que rodean a Esquel.

El primer tramo transcurre en un ambiente de bosque valdiviano, luego continúa bordeando un arroyo de montaña hasta su misma naciente y finalmente la laguna del Antiguo, ubicada a los pies del Glaciar Torrecillas.

Allí se podrán apreciar las cuencas donde comenzó a acumularse la nieve y formarse el hielo glaciar, ocurrida durante la última glaciación hace más de 24.000 años. Un recorrido entre alerces, tineos, cipreses, coihues, lengas, cañas y otros ejemplares propios de la selva valdiviana. También podés cruzar cóndores y sorprenderte con el sonido que causa los desprendimientos de hielo.

Otra vista de los bloques de hielo flotantes.

Reserva Natural Urbana Laguna La Zeta. Cercana a la ciudad, es una alternativa ideal para salidas cortas, de medio día, que pueden complementar otros paseos en la región. Se accede en vehículos, transitando 4 km desde el centro de la ciudad, pero también se puede llegar caminando los bosques que bordean Esquel, o por el Arenal.

Paseos embarcados en este paradisíaco rincón de la Patagonia.

En verano, funciona como un balneario con servicios de guardavidas y de alquiler de kayaks. En los meses invernales y de temporada baja resulta especial para caminar y tomar fotografías.

725

kilómetros al suroeste hay desde Neuquén a Esquel, unas 9 horas de viaje por las rutas nacionales 237 y 40.

Canopy. El Centro de Montaña Pueblo Alto, a 35 km de Esquel y a cinco del Parque Nacional Los Alerces, ofrece este servicio para toda la familia diseñado para atravesar desde las alturas el verde el bosque andino patagónico, ofreciendo nuevas perspectivas en un recorrido tan vertiginoso como seguro.

A volar en las alturas. Canopy a 35 km de Esquel.

Entre coihues y cipreses se puede recorrer en uno de sus tramos hasta 500 metros, cruzando el cañadón de un río a unos 110 metros de altura. El total de su recorrido con sus 8 estaciones y 7 cables es de 2.000 metros. La excursión incluye equipo técnico y guías. Hay hostería.

Una leyenda sobre rieles: La Trochita.

La Trochita. El Viejo Expreso Patagónico recorre regularmente un trayecto que parte de Esquel y descansa en la estepa de Nahuel Pan, antes de emprender la vuelta. Se trata de un paseo de tres horas en un tren a vapor de casi cien años.

Clic. El recuerdo que nadie quiere perderse: La Trochita.

El envolvente paisaje de Esquel durante 50 minutos muta en la amplia estepa de Nahuel Pan, a lo largo de 18 kilómetros. Para disfrutar de una reliquia en movimiento y maravillarse con los paisajes patagónicos en un tren tan inolvidable como los escenarios que atraviesa.

Parece un cuadro, es el lago Cisne.

¿Cuánto cuesta?

Entrada Parque Nacional Los Alerces
Residentes nacionales 180
Menores 90
Estudiantes 80
Jubilados gratis

Trochita
Duración 3 horas
Residentes nacionales 1000
Jubilados/estudiantes 700
Menores 6 a 12 años 600
Menores de 5 sin cargo
Extranjeros 1650

Glaciar Torrecillas
Duración 6 horas
Todo el año
Adulto nacional 5500
Menores 4600

Alerzal Milenario
Todo el año
Duración 6 horas
Adulto nacional 3200
Menores 2560

Canopy
Todo el año
Recorrido 5 cables 1500

Alojamientos
Esquel cuenta con Hostel, hosterías, cabañas y hoteles.
Los precios promedio van desde 1500 a 4000


Comentarios


Esquel: la tentación de una escapada perfecta entre alerces milenarios