“Estamos en crisis, ¿es momento de partir un municipio?”

Se está discutiendo la municipalización de Las Grutas, se realizan reuniones a favor y en contra. El gobernador promete, los diputados opinan, el intendente lucha, unos esgrimen derechos emanados de leyes y constituciones y los otros hacen lo propio también con leyes y constituciones, agregando cartas orgánicas y autonomías. En medio de todo este ruido recordé a mi querido amigo Néstor y a su esposa Cristina, que en medio de un default tuvieron que enfrentar a miles de ahorristas que, amparados por el constitucional derecho de propiedad, reclamaban su dinero y a los cuales les tuvieron que decir que tenían que esperar, porque no era posible ni oportuno pagarles, ya que si se hacía se desatenderían otras imperiosas necesidades básicas. Pensé también en cuando la Corte Suprema, conteste con los derechos constitucionales, le ordenó a Cristina pagarle a Badaro el 82% móvil de jubilación y atrás vinieron todos los jubilados a reclamar igual derecho. La presidenta tuvo que salir a decirles: “Esperen, ahora no hay fondos y si pagamos quiebra la Anses”. También imaginé a todos los rionegrinos sin vivienda propia, frente a la Casa de Gobierno, esgrimiendo el artículo 14 bis de la Constitución y exigiendo una vivienda y al gobernador actual diciéndoles: “Les reconozco el derecho, pero ahora no se puede, más adelante veremos”. También sonaron en mis oídos los dichos recientes del gobernador expresando no poder cumplir, por carecer de dinero, con lo ordenado por un juez que dispuso hacer un camino a lago Escondido. Es decir, muchas veces lo legal es de imposible cumplimiento, o no es oportuno por los males que generaría hacerlo. Como decía mi abuela, “a veces es peor el remedio que la enfermedad”. El mundo vive una crisis profunda, Europa agoniza, en EE. UU. le abortaron a Obama la ley que cumplimentaba el derecho universal a la salud. La desocupación se multiplica, los crecimientos de los países se desploman. Los pueblos hacen ajustes y economías de guerra, las multinacionales abandonan los negocios de riesgo, como Vale, y se refugian en los commodities de subsistencia. Nuestro comercio exterior cae, el gobierno pone precios máximos y clausura el dólar. La presidenta se pelea con todo el sindicalismo por poner, no declarados, techos a las paritarias, apostando a la construcción de viviendas para frenar el desplome de la construcción y el empleo. Estamos en crisis señores, una crisis mundial, profunda y cruel; entonces, nos debemos preguntar: ¿es el momento de partir un municipio? (aumentando con ello el gasto de funcionamiento). ¿Es posible duplicar en medio de una crisis como ésta el potencial material y humano que necesita un municipio? Se escuchan los discursos de muchos diciendo que apoyan el modelo nacional y popular en curso. Esto no se hace con palabras sino con hechos, con actitudes. Siendo cautos y reflexivos, el buen dirigente, como decía Perón, debe tener presente, frente al planeamiento de una acción, la economía de fuerzas y la oportunidad de realizarlas. Creo que lo que se pretende es un despilfarro de fuerzas y recursos y que no es oportuno realizarlo en estos momentos. Además se habla de porcentajes, de cantidad de habitantes, de plebiscitos. Pero nada se dice de proyectos, de normas, de planes rectores, de financiamientos, de presupuestos, de política fiscal, de política sanitaria, de cultura, de turismo, de desarrollo industrial, de pesca, de deportes, de educación, de formación, de ciencia y tecnología, de urbanismo, de servicios públicos, etc. y sobre todo no se ve el potencial humano capacitado, experimentado y eficiente capaz de conducir y desarrollar todas y cada una de las tareas de un emprendimiento como éste, que involucra el devenir de miles de personas. Por ello creo que la municipalización puede ser justa, pero para nada en estas condiciones, económicas y sociales, es oportuna. Dr. Antonio Tourville, DNI 7.817.849 Las Grutas

Dr. Antonio Tourville, DNI 7.817.849 Las Grutas


Comentarios


“Estamos en crisis, ¿es momento de partir un municipio?”