Estudios de Pilates de Neuquén quieren entrar en la flexibilización

Indican que la actividad contribuye al bienestar de las personas y que se seguirá un protocolo sanitario por el cual no habrá riesgo de contagio.





Estudios de pilates de Neuquén piden al Municipio y a la Provincia poder volver a su actividad, como ya se autorizó a otros rubros con la flexibilización de la cuarentena. Señalan que el método contribuye al bienestar de las personas, y que siguiendo los protocolos no hay riesgo de contagio. Además indican que al depender de lo que abona cada cliente en el mes, atraviesan una situación económica compleja que llevó a algunos estudios a empezar a vender sus equipos.

 “Somos agentes de salud. Es un método donde se trabaja mente y cuerpo. Son clases personalizadas y no hay contacto físico con ningún alumno", señaló María Eugenia Compañy, dueña de Total Pilates.

Dijo que a diferencia de los gimnasios, se trabaja con menos cantidad de personas y con distanciamiento. "Es totalmente personalizado, no se junta gente", indicó.

En una nota de trabajadores del sector dirigida al gobernador Omar Gutiérrez y al intendente Mariano Gaido, pidiendo que se autorice su reapertura,  se argumenta que " la actividad física en general y particularmente los Estudios de Pilates, potencia el mejoramiento de la salud en forma integral, es decir fortalece considerablemente la capacidad muscular y cardiorrespiratoria, la salud ósea y se recomposición, mitiga todo riesgo de hipertensión, y por supuesto mejora la calidad de vida mental y espiritual de toda persona que se aboca a un plan rutinario de entrenamiento fomentando su disciplina y conducta de modo positivo".

Al respecto, agrega que " la falta de actividad física también provoca perjuicios a la salud", por lo que se pide a los funcionarios "que se tenga una visión abierta y no sesgada solamente por la problemática generada por el virus del Covid-19".

 Por esta razón,  solicitan volver, con una actividad física cuidada y protegida, según los protocolos de higiene del Ministerio de Salud de Provincia y Nación.

Otro de los puntos que se señala son las dificultades económicas que generó no poder abrir los locales durante el aislamiento. La mayoría de los casos "dependen exclusivamente de los ingresos que perciben de sus clientes en forma mensual, debiendo afrontar una serie de gastos sin percibir ingreso alguno", afirma.

María Eugenia Compañy sumó que la mayoría de los que tienen  Estudios de Pilates, no son titulares de los inmuebles dóonde se hace la actividad, por lo que alquilan.

Los trabajadores comunicaron que se previó un estricto protocolo sanitario para retornar pilates. Se seguirá por turnos con grupos de 3 a 6 personas, dependiendo de la cantidad de camillas (reformer) y de los metros cuadrados asegurando así la distancia social de un 1,5 a 2 metros entre máquinas.

Asimismo, en el Ingreso se dispondrá de alcohol en gel y se limpiará los baños cada una hora con agua y lavandina. No sé permitirá asistir a personas mayores a 65 años ni las que tengan síntomas evidentes de alguna patología o inmunodeprimidas.

Además cada cliente deberá traer su toalla de mano y su botella de agua para hidratarse, además de tapa boca o barbijo y guantes descartables. Será obligatorio que haga la limpieza de las camillas (reformers) para lo que contará con un rociador o pulverizador (con agua y alcohol).


Comentarios


Estudios de Pilates de Neuquén quieren entrar en la flexibilización