Exigen reforma migratoria en EEUU

Decenas de miles de personas se manifestaron hoy en las principales ciudades estadounidenses para demandar la aprobación de una reforma migratoria, paralizada en la Cámara de Representantes.

EXTERIOR

Activistas, inmigrantes y políticos salieron a las calles en más de 60 ciudades de 39 estados del país para exigir una reforma integral que legalice a 11 millones de personas que viven sin documentación en Estados Unidos.

El “Día Nacional para la Dignidad y el Respeto” contó incluso con la participación de funcionarios, como sucedió en Chicago, donde el gobernador de Illinois, Pat Quinn, y el alcalde de la ciudad, Rahm Emanuel, ambos demócratas, acompañaron a los manifestantes en el Parque Unión.

Poco después, dos caravanas iniciaran se dirigieron a las oficinas de los congresistas republicanos Peter Roskam y Rodney Davis, en las cercanas ciudades de Wheaton y Taylorville respectivamente, para pedirles su apoyo a la reforma.

Ronnie Mejía, ciudadano estadounidense nacido en Guatemala, declaró a la agencia Efe que apoyaba la marcha porque “como padre de familia me duelen las cuatro mil deportaciones que ocurren diariamente”.

Poco antes de que los manifestantes se dirigieran a la Plaza Federal, en el centro de la ciudad, el pastor evangélico Efres Fedras criticó la falta de voluntad para aprobar la medida. “Los republicanos bloquean el voto, mientras que los demócratas solamente hacen promesas”, expresó.

En California, las organizaciones salieron con mejor ánimo tras la promulgación esta semana por parte del gobernador, Jerry Brown, de la Ley AB 60, lo que permitirá que inmigrantes indocumentados saquen licencias de conducir.

En San Diego, cerca de 5.000 personas se congregaron en el Parque Balboa para marchar hasta el edificio de la Administración del Condado, en un desfile encabezado Valentín Tachiquín, el padre de Valeria Tachiquín, muerta hace un año por un agente de la Patrulla Fronteriza.

La marcha contó con el apoyo del Consejo del Distrito Escolar de San Diego, que reconoció así los efectos del “defectuoso sistema de inmigración” en las familias de San Diego.

En Carolina del Norte, un grupo de voluntarios de las organizaciones Action NC, Familias Unidas, la Coalición Latinoamericana y United 4 the Dream promovieron en los barrios hispanos de la ciudad de Charlotte la vigilia que se realizará esta noche.

Se espera que esta vigilia, que se llevará a cabo en el centro de esta ciudad de Carolina del Norte, tenga una alta participación de inmigrantes en demanda de su legalización.

En el estado vecino, Carolina del Sur, también se realizaron concentraciones en Greenville, Durham, Asheboro y Wilmington, donde los inmigrantes salieron con camisetas blancas y ondeando banderas de Estados Unidos.

En la pequeña ciudad de Goose Creek, en la zona este del mismo estado, se concentraron inmigrantes procedentes de diferentes poblaciones para sumarse a la marcha nacional.

De manera simbólica rompieron una piñata que simbolizó la separación de familias por la ley estatal SB20 que persigue a los indocumentados. En la capital del estado, Columbia, varios manifestantes rezaron y cantaron por la aprobación de la norma.

Otras ciudades en las que se llevaron a cabo a lo largo del día multitudinarias marchas fueron Phoenix y Tucson, en Arizona; Miami y Tampa, en Florida; Nueva York, en la que cientos de activistas planean cruzar el puente de Brooklyn, y Los Angeles, ciudad que espera a miles de personas marchando por la Pasarela de la Fama de Hollywood.

De acuerdo a la página octoberimmigration.org, hay más de 160 eventos programados con motivo de la marcha nacional, que en gran medida dirige sus demandas a los parlamentarios republicanos, grupo que ha estancado la aprobación integral de la norma en la Cámara de Representantes y que pretende su aprobación por partes.

El proyecto de ley, aprobado en junio pasado por el Senado y que abre una vía para la legalización de los indocumentados así como un aumento de la seguridad fronteriza, ha perdido protagonismo en la última semana ante el cierre parcial del gobierno federal ocasionado por la falta de acuerdo entre republicanos y demócratas para la aprobación del presupuesto fiscal.

La marcha de hoy fue el punto de partida para una jornada de concentraciones que concluirán el 8 de octubre, día en que se celebrará en Washington un concierto con la participación artistas latinoamericanos y una posterior manifestación hasta las escalinatas del Congreso.

Fuente: TÉLAM


Comentarios


Exigen reforma migratoria en EEUU